¡Por una verdadera emancipación de la mujer! ¡Por la despenalización del aborto!

Cuando tocamos el tema del aborto, nos damos cuenta que entramos en un asunto polémico, despertando discusiones éticas, religiosas y además políticas, las cuales prefieren terminan negando el problema antes que plantear soluciones a la existencia del aborto en condiciones de riesgo a nivel mundial.

La legislación que penaliza el aborto, no frena que las mujeres recurran a abortos inseguros, producto de embarazos no deseados en cualquier etapa fértil de la vida de la mujer. Los países donde el aborto está prohibido el riesgo de muerte y lesión de la mujer es 30 veces más alto que en los países donde el aborto se encuentra permitido por la legislación (Grimes et al. 2006)

Situación del aborto en el mundo y América Latina

aborto1De unos 46 millones de abortos realizado a nivel mundial (The Lancet 2015) alrededor de la mitad de ellos terminaron en abortos en condiciones de riesgo, en países donde las leyes lo prohíben, de estos un 78% se ubican en países en desarrollo.

Según la OMS 2013, alrededor de 5 millones interrumpieron su embarazo y viven en América Latina, casi un 95% son en condiciones de riesgo lo que equivale a 370 abortos por cada 100.000 mujeres, anualmente mueren 68.000 mujeres a causa de abortos inseguros, lo que equivale al 17% de la mortalidad materna.

En América Latina la legislación sobre el aborto es en general restrictiva pero en las últimas décadas, este tema abrió mucho debate dándole paso a legalizar el aborto en ciertos causales como ser: casos de violación, riesgo de vida de la madre, en países como Cuba, Guyana, Puerto Rico, Distrito Federal de México. Países que prohíben el aborto abrieron recientemente la posibilidad de flexibilizar las leyes que lo prohíben, en Brasil se permite el aborto de fetos sin cerebro en 2012, en Buenos Aires, por violación pese a que meses después de su aprobación fue vetada, con una conquista reciente en Chile el país más restrictivo en la legislación sobre el aborto, en el 2016 fue aprobada la despenalización del aborto en tres causales, esta reforma progresista sacudió el pasado conservador de Pinochet, convirtiéndose en una conquista de las mujeres chilenas que lucharon para su aprobación.

El país en vanguardia en temas sociales que mostraron resultados favorables sobre el derecho a la vida de la mujer, se dio el 2012 en Uruguay donde se despenalizo totalmente el aborto hasta las 12 semanas de gestación a sola decisión de la mujer, que es supervisado por el Estado con un equipo multidisciplinario que acompaña a la mujer en el proceso del aborto. Uruguay tiene la tasa más baja de mortalidad materna desde la despenalización del aborto, según la OPS/OMS se encuentra en segundo lugar con el menor índice de muerte materna después de Canadá, esto se debe a que la mortalidad estaba asociada con el aborto en condiciones de riesgo que era responsable de casi 40% de las muertes, reduciéndose a un 8% en los últimos 5 años

El aborto en Bolivia

Debemos reconocer que la existencia del aborto en condiciones de riesgo en Bolivia, según datos del Ministerio de Salud, el aborto es considerado la tercera causa por la que mueren las mujeres en nuestro País, resultado de embarazos no deseados, que suelen ocurrir como consecuencia de una relación sexual involuntaria (Violación, incesto, estupro), por no usar un método anticonceptivo o por la falla del mismo, producto de una mala información sobre su uso y la mala disponibilidad en los centros de salud. Debido a estas situaciones alrededor del 40% de las mujeres embarazadas no desean su embarazo, la mayoría de estos embarazos terminan en abortos clandestinos y en condiciones de riesgo poniendo en peligro la vida de la mujer, que pueden derivar en la muerte o lesiones graves. Entonces según los estudios realizado por IPAS-BOLIVIA se tiene, que 185 abortos son practicados cada día en el País, 25 de cada 1000 mujeres en edad fértil terminan su embarazo en aborto.

Legislación sobre el Aborto en Bolivia

aborto2La CPE en su art. 66 reconoce el ejercicio pleno de los derechos sexuales y derechos reproductivos, a partir de este mandato constitucional las organizaciones sociales, elaboraron una ante proyecto de ley de derechos sexuales y derechos, la cual fue presentada a la asamblea legislativa, esta ley en uno de sus artículos propone la despenalización del aborto hasta las 12 semanas, también propone al acceso de una salud integral tanto para mujeres como para varones, con el objetivo del ejercicio pleno de los derechos sexuales y derechos reproductivos, del cual se está a la espera de su aprobación y promulgación.

En el Código Penal (art. 266) establece el aborto impune y nos dice que cuando el aborto hubiere sido consecuencia de un delito de violación, estupro o incesto, no se aplicará sanción alguna siempre que la acción penal hubiere sido iniciada. Tampoco será punible si el aborto hubiere sido practicado con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre y si este peligro no podía ser evitado por otros medios. En febrero de 2014 El Tribunal Constitucional emite la sentencia constitucional Plurinacional 0206/2014 que establece que la mujer puede acceder a un aborto legal y seguro en ciertos causales: violación, incesto, estupro, si la vida o salud de la mujer corre peligro, además que elimina la autorización judicial y se puede acceder a solo presentación de la denuncia y el consentimiento de la mujer. En otras circunstancias distintas a las que ya mencionamos la práctica del aborto está penalizado derivando en la privación de libertad en caso de que se lo practique.

Este año se discutirá la modificación del código penal, donde se propuso que se despenalice el aborto hasta las doce semanas solo a petición de la mujer, esta propuesta fue socializada desde finales del 2016 hasta la fecha con las organización sociales de nuestro país, quienes apoyan la propuesta y la defienden, pero nos encontramos frente a un ministro de justicia recién posesionado, que tiene una posición conservadora y estamos conscientes que se convertirá en uno de los candados para darle freno a la propuesta, al que deberemos darle la lucha ideológica por su defensa y seguiremos luchando desde una perspectiva marxista para acabar con la opresión de la mujer, haciendo un llamado a los estudiantes y obreros en apoyo a las reformas con respecto al aborto.

¿Por qué las mujeres recurren al aborto?

Debemos partir, que la decisión de la maternidad debe ser una etapa significativa y muy relevante, debido a que cambia objetiva y subjetivamente varias condiciones en la vida de una mujer por tal razón debe ser una etapa voluntaria y además autónoma, donde la mujer pueda experimentar este suceso de forma positiva en la etapa de su vida, si obligamos a una mujer a que concluya un embarazo no deseado se desencadena ciertas consecuencias físicas y psicológicas, atentando contra su libertad y el derecho a decidir el ser madre o no.

En nuestro país, según el Ministerio de Educación, se producen a diario 11 embarazos en adolescentes de 12 a 15 años, y nos preguntamos si están niñas están preparadas para asumir la maternidad, así como sus padres.

La decisión de interrumpir un embarazo no deseado se convierte en una decisión no fácil de tomar para las mujeres, que es influenciado por varios movimientos conservadores moralistas que justifican con dogmas y creencias fundamentales, y a través de la religión influye en el debate, sin respetar que en la Constitución Política Del Estado nos reconocemos como ESTADO LAICO, que garantiza la libertad de religión y que además esta no influirá en las decisiones del Estado. Por tanto la propuesta de la despenalización del aborto ha ocasionado que los grupos más conservadores alentados por la religión se opongan a esta propuesta, argumentando que existe vida desde la concepción, cuestión que hasta ahora está en debate a nivel científico, para hacer prevalecer su poder usan el miedo, la culpa y nos tipifican como pecadoras a las mujeres que decidimos interrumpir el embarazo convirtiéndonos en personas que no somos dueñas de nuestras decisiones y libertades. La religión impone a la mujer, que su única función principal en la vida es el ser madres y el hecho de pensar en un aborto se convierte en una falta grave al supuesto mandato natural que se nos designó por el simple hecho de ser mujer.

La práctica del aborto es un problema que existe pese a que muchos sectores prefieren negarlo, de esta manera se obliga a las mujeres a arriesgar su salud y su vida recurriendo a espacios clandestinos, donde se convierte en inseguro, bajo condiciones insalubres y peligro para la vida de la mujer. Las razones que la llevan a interrumpir un embarazo no deseado, son diversas: el hecho de tener muchos hijos, los problemas socioeconómicos que muchas mujeres atraviesan, que sea producto de una violación, que su vida esté en peligro, o el simple hecho de que no esté en su proyecto de vida y muchas más llevan a las mujeres a tomar la decisión de interrumpir su embarazo, poniendo en peligro su vida y varias complicaciones en su salud al acudir a abortos inseguros.

 Capitalismo, Marxismo, aborto y emancipación de la mujer

El sistema capitalista, encuentra que emplear a las mujeres les resulta más barato debido a que: son más flexibles, no protestan por las malas condiciones de trabajo y casi la mayoría no son parte de un sindicato, siendo contratadas de manera informal, llegando a ser juntamente con los jóvenes la mano de obra más barata, y el capitalismo aprovechara la necesidad de muchas mujeres para explotarlas, que en su mayoría son el único sustento económico de sus familias.

Los marxistas tenemos el deber de defender la causa de la mujer, luchando contra las manifestaciones de opresión, discriminación e injusticia pero esta defensa debe ser siempre desde un punto de vista de clase, tenemos la obligación moral de luchar por todas aquellas reformas que reflejen un avance verdadero para la mujer y una de estas es la reforma sobre el aborto, dándole un impacto profundo en la vida de las obreras, las pobres y las jóvenes que no cuentan con el dinero necesario para acceder un aborto seguro sin poner nuestras vidas en riesgo.

abortoLa despenalización del aborto nos dará a las mujeres cierto control de decisión libre de ser madres o no, de poder tener un proyecto de vida para cumplirlos. Penalizar el aborto y criminalizar la decisión de la mujer es un atentado a la salud pública, extremadamente grave, convirtiéndose en Bolivia la tercera causa de la muerte materna con un 9%, muchas mujeres están muriendo producto de abortos en condiciones insalubres, derivando en infecciones pélvicas, hemorragias, perforaciones uterinas, daños en la vejiga que llevaran a la muerte a muchas de las mujeres considerando que la salud es un derecho fundamental de todo ser humano, no brindar este servicio y dejar que sigan muriendo más mujeres, o peor aun criminalizándolas, denunciándolas y metiéndolas presas, después de asistir a los hospitales donde acudieron para ser atendidas por complicaciones por abortos inconclusos corren el riesgo de que el personal de salud en vez de brindarle la atención con calidad y el derecho a la confidencialidad las denuncien y después de su recuperación pasen a las celdas por la decisión de renunciar a la maternidad forzada.

Debemos destacar que con la penalización del aborto solo se criminaliza la decisión de las mujeres, si recordamos a la señora Leónidas que fue juzgada y detenida preventivamente por llegar a un Hospital de El Alto con dolores abdominales en la gestión 2016, después de recuperarse fue privada de su libertad, que después le dieron libertad condicional. Como este caso se pueden ver varios y estas mujeres que son juzgadas por practicarse el aborto pertenecen a una situación de pobreza y vulnerabilidad socioeconómica, son jóvenes en muchos casos adolescentes e indígenas, pero las mujeres que pertenecen a la clase social media o de economía alta no son juzgadas por aborto ni tampoco son las que mueren, porque ellas cuentan con los recursos económicos para poder pagarse un aborto seguro y condiciones higiénicas, de esta manera se fue creando una brecha socioeconómica de injusticia social muy severa, nuestras compañeras mujeres pobres y obreras son las que deberán pagar con su vida el costo de la ilegalidad del aborto, las mujeres pobres y obreras merecemos un mejor destino que la cárcel o la muerte. No podemos seguir permitiendo que niñas, adolescentes e incluso mujeres adultas siguen sufriendo la tortura de continuar con un embarazo no deseado que puede ser producto de un violación sexual, porque ya tiene varios hijos ,o porque simplemente no es una opción la maternidad en su vida, son varios los motivos por los cuales decidimos abortar, por lo tanto según organismos internacionales como la CEDAW de cual somos parte, quienes en un informe recomiendan por las altas tasas de mortalidad materna establece que es una obligación de los Estados Parte ”respetar y proteger los derechos de la mujer en materia de atención médica”, por lo tanto la despenalización del aborto, se convierte en un medida progresiva en términos legislativos sobre las leyes de nuestro país.

La Revolución de Octubre y la mujer

En octubre de 1917 los bolcheviques con Lenin y Trotsky, le dieron mucha seriedad al trabajo revolucionario entre las mujeres obreras, por lo cual no es casualidad que la revolución de Febrero comenzaría el Día de la Mujer Trabajadora, que se manifestaron contra la guerra y el elevado costo de vida de ese entonces, donde se podía presenciar que era lamentable la situación del trabajador, pero la situación de la mujer era aún más difícil, porque ellas debían trabajar en la fábrica para un empresario capitalista y en su casa trabajaban para la familia sufriendo una doble opresión, pero las mujeres de aquel octubre tenían claro que sus compañeros trabajaban duro junto a ellas, teniendo el mismo destino, en donde ellas se quisieron unir a la lucha obrera organizada contra el capital, contra toda forma de opresión, maldad y violencia, no vieron otro camino más que una lucha unificada de trabajadores y trabajadoras con los mismos intereses, el de enfrentarse al capitalismo su enemigo común, que era el único culpable de todas las opresiones.

Muchas de las conquistas fueron: que las mujeres ya no tenían la obligación de vivir con sus maridos o acompañarles si se cambiaban de trabajo, tenían los mismos derechos para ser cabeza de familia, además de una igualdad salarial, las mujeres embarazadas no podían trabajar largas jornadas, existía la baja maternal con salario y las familias disponían de guarderías públicas, se legalizo el aborto en 1920, el divorcio se simplifico, pero la contra revolución estalinista le dio un giro dramático a las conquistas logradas en la revolución de octubre con respecto a la mujer, penalizando el aborto y enseñando a las niñas en las escuelas, materias que las preparaban para su papel como madres y esposas.

La opresión de la mujer se convirtió en una pieza necesaria para el capitalismo, y no podrá ser derrotado solo con reformas sino solo a través de la destrucción del sistema de explotación, que está basado en la propiedad privada y que la institución de la familia llega a ser un elemento importante del régimen de la propiedad privada, convirtiéndose en la principal fuente la opresión de la mujer. Engels nos dice: que la victoria de la propiedad privada sobre la propiedad comunal natural primitiva se considera como: “La gran derrota histórica del sexo femenino en todo el mundo”. El sistema capitalista nos divide en dos clases: la burguesía que domina los medios de producción y el proletariado que vende su fuerza de trabajo para acumular riquezas. La clase obrera y lo pobres no tenemos ninguna riqueza alguna que heredar a nuestros hijos e hijas, entonces nuestras familias solo sirven para alimentar, vestir a los obreros y criar a la siguiente generación que seguirá sirviendo a la burguesía. Engels señala: “La familia individual moderna se funda en la esclavitud domestica franca más o menos disimulada de la mujer, y la sociedad moderna es una masa cuyas moléculas son las familias individuales”. La familia por tanto tiene un papel económico y social, siendo esta la base de la opresión de la mujer.

Los revolucionarios no buscamos la distribución de las tareas domésticas dentro de nuestras familias con nuestras parejas, lo que queremos es el traslado del trabajo doméstico completo a la ámbito público. Se debe liberar a la mujer, no eliminando a la familia sino que debe ser reemplazada, con comedores, guarderías y lavanderías publicas accesibles para todas las mujeres trabajadoras.

Por ultimo hacer un llamado a los trabajadores, trabajadoras, estudiantes normalistas, universitarios (as), y personas de todas las edades a que se unan a nuestra propuesta que propone que no podemos seguir siendo parte de un sistema que nos oprime, persigue, y criminaliza, además nos trata de pecadoras, solo por pensar que la maternidad debe ser una opción libre y no una imposición en cualquier etapa de nuestras vidas ¡YA NO MAS CRIMINALIZACION A LA MUJER¡. Porque ya no mueran más de nuestras compañeras por un aborto inseguro, o por complicaciones ¡POR UN ABORTO LIBRE Y GRATUITO!. Porque es necesario que iniciemos una lucha contra el sistema capitalista que solo nos oprime, esta lucha debe ser con nuestros compañeros trabajadores de todos los sectores ¡ABAJO EL CAPITALISMO! ¡NO MAS EMBARAZOS FORZADOS! ¡POR UNA VERDADERA EMANCIPACION DE LA MUJER!