Lucha de Clases está con la clase obrera, el movimiento campesino e indígena y la juventud de su pueblo contra la explotación, la opresión, el imperialismo y la derecha. Estamos con los explotados y oprimidos del mundo a través de la Corriente Marxista Internacional, organización revolucionaria presente en más de 40 países de todos los continentes a la cual estamos afiliados.

Realizan esta revista jóvenes y trabajadores convencidos que los problemas del desarrollo histórico de nuestro país – el problema agrario, la cuestión nacional así como el subempleo, la informalidad del empleo, la pobreza, la opresión imperialista etc. – solo podrán ser solucionados por los propios trabajadores y campesino-indígenas rompiendo con las compatibilidades impuestas por el capitalismo y luchando por el socialismo internacional. A esto nos lleva el balance de la revolución boliviana de los siglos pasados, así como las limitaciones e inestabilidad que sobreviven en todos los importantes avances del actual proceso político de transformación.

Defendemos la necesidad que los sindicatos de las empresas estatales, así como de las empresas recuperadas por los trabajadores junto a los organismos de la Revolución Agraria (COPEP) asuman la función de planificar y dirigir la economía, como primer paso hacia una auténtica democracia basada en el poder directo de consejos de trabajadores, comunas, comunidades y milicias populares eliminando corrupción, nepotismo y privilegios;

Defendemos un programa por la plena ocupación, la gratuidad y universalidad de la salud, la educación, el acceso a la vivienda y a la seguridad social, y por una canasta básica familiar garantizada a todo el pueblo mediante políticas salariales, control público de precio y del comercio.

Defendemos las reivindicaciones políticas y democráticas de los pueblos indígenas así como los derechos de las mujeres trabajadoras al aborto, y a recibir la misma educación, salario y trato que los hombres;

Defendemos el derecho a la huelga, la sindicalización y el Contrato Nacional Colectivo para fortalecer la negociación y eliminar la competencia entre trabajadores;

Defendemos la completa nacionalización sin indemnización de todas las principales palancas de la economía (bancos, latifundio, minas, recursos naturales y fábricas) para eliminar la explotación, contaminación, contrabando etc. y planificar democráticamente todos estos recursos en beneficio de las mayorías;

Luchamos por la Federación Socialista de América Latina, única posibilidad de superar la competencia que el capitalismo, las burguesías autóctonas y el imperialismo ponen como obstáculo a la unidad de los pueblos.  

 ¡Únete a la Corriente Marxista Internacional!