¡A defender la Agenda de Octubre! ¡A defender Potosí!


Señores empresarios mineros la destrucción del edificio de Impuestos Nacionales que ustedes comandaron fue totalmente inútil: lo que ustedes deben está grabado en la memoria del sistema tributario nacional pero sobre todo está claro en la conciencia del pueblo potosino. Los trabajadores, campesinos y jóvenes de Potosí no olvidamos que en estos años de auge de la minería ustedes han saqueado nuestros recursos naturales como en la época de la colonia mientras que nuestros hermanos siguen obligados a emigrar en otros departamentos o en otros países, mientras que hermanos campesinos de nuestro departamento se encuentran limosneando en toda las ciudades de Bolivia. La pugna que se ha abierto en nuestra ciudad es parte de un plan nacional de la derecha para desestabilizar y doblegar las expectativas de cambio, un plan que se alimenta con la amenaza del paro productivo por parte del empresariado privado y el proceso autonómico de la media luna.

Esta que vivimos es una pugna entre la oligarquía minero feudal defensora del viejo sistema de saqueo y la lucha de trabajadores y campesinos quienes con la Agenda de Octubre del 2003 planteamos la necesidad de recuperar el control sobre nuestros recursos como la minería, los hidrocarburos, la gran industria y los bancos, para desarrollar e industrializar nuestra Bolivia. Ahora el empresariado privado con el apoyo de políticos de nuestra ciudad sin escrúpulos quieren hacernos creer que el problema es el centralismo, que con la Autonomía y el manejo descentralizado de las migajas que ellos dejan vamos  a poder desarrollar Potosí. Para convencernos citan los 10 millones de dólares que Sinchi Wayra ha pagado por arrendamiento de la mina de Porco y acusan de parasitismo a los compañeros mineros de Huanuni. ¡Cuánta hipocresía! Preguntamos: ¿Dónde están los 800 millones de dólares de exportación minera que salieron de Bolivia en el solo 2006? ¿Cuántas fabricas, cuántas empresas, cuanto trabajo y bienestar los empresarios han generado en Potosí con los millones y millones de dólares de mineral exportado en este auge minero? ¿El problema es quien maneja los 600 millones de dólares aproximadamente que pagará la estadounidense Apex Silver – de San Cristóbal –  o los 15.000 millones de dólares en utilidades que esta multinacional realizará sacándoles de nuestro país y empleando tan solo 250 trabajadores? ¿Es o no es verdad que gracias al Código de Minería de Goni los empresarios mineros acreditando Impuestos a las Utilidades de las Empresas e Impuesto Complementario Minero pagan menos al Estado cuando exportan más? ¿Por qué seguimos siendo el departamento más pobre de Bolivia? ¿Será porque  ustedes y las multinacionales manejan sin fiscalización toda nuestra riqueza? Desde la Corriente Marxista Internacional "El Militante" dirigimos este llamamiento a todas las organizaciones sindicales y sociales potosinas, COD, Federación Campesina, FUL, COMCIPO etc. y a todo el pueblo: no dejemos que los privilegiados sigan actuando como dueños de nuestra ciudad.

A organizar un Comité de Movilización en defensa: 

  • de nuestra ciudad y de su patrimonio, que es patrimonio histórico de la humanidad;
  • de la Agenda de Octubre y de la esperanza de una verdadera industrialización.

De la misma manera nos dirigimos a los compañeros cooperativistas mineros de base: hermanos no se dejen mamar por el empresariado privado, no luchen en defensas de los que empobrecen nuestro departamento, no se pongan a lado de intermediarios que especulan con el mismo trabajo de ustedes. Si están con el empresariado privado están en contra del pueblo y de sus intereses. Más bien convoquen al pueblo a luchar por la única verdadera solución inmediata que pueda garantizar sus derechos de trabajadores y los de Bolivia a tener una perspectiva de desarrollo a través del control de sus recursos. Luchemos juntos por:

  • La reintroducción del Banco Minero: no más especuladores, no más intermediarios y comercializadores sino el Estado como único comercializador interno y externo de minerales. Esto permitiría controlar la producción y al mismo tiempo generar el flujo de moneda fuerte necesaria para desarrollar el país;
  • La abrogación del Código Minero del empresario minero Goni;
  • Pague mas quien gana más: por una ley de cooperativas que como en todo el mundo incluya apoyo directo y exenciones fiscales a las VERDADERAS COOPERATIVAS PRODUCTIVAS que nacen de la unión solidaria entre trabajadores;
  • Por la nacionalización de las grandes empresas mineras manejadas por el capital foráneo y el gonismo.