¡APLASTAR EL FASCISMO!


 

La Unión Juvenil Cruceñista es una organización de inspiración públicamente racista, sediciosa y paramilitar, es decir fascista. Lo demuestran claramente su actuar en los últimos referendos autonómicos – como en Beni donde fueron a obligar a la gente al voto – y sus lemas como "muerte a los collas", para no mencionar la toma de instituciones públicas y el intento de forzar con acciones terroristas la Autonomía de los ricos. La UJC es una banda fascista porque su objetivo es acallar a los militantes de izquierda, pisar el movimiento obrero y atemorizar el pueblo para mantener el sistema de relaciones productivas fundado en la explotación del hombre sobre el hombre. Representa la respuesta violenta de la clase dominante al peligro de perder el poder político económico y se alimenta en los sectores de retaguardia de la sociedad. ¿Cuál es la posición de la UJC sobre las nacionalizaciones, la reforma agraria, la cuestión de la minería? Simplemente defienden el capitalismo, los privilegio y consecuentemente las multinacionales, el imperialismo y la burguesía nacional.  No es casualidad que aquí reciba apoyo de la Federación de Empresarios Privados de Potosí, pudiendo reunirse en la Cervecería, y de los empresarios anidados en FEDECOMIN. Dentro de una revolución todavía inacabada como la que vive Bolivia, es decir siendo vigente la gran propiedad privada, los de la UJC desencadenan su violencia salvaje con objetivos mirados, intentan descabezar las organizaciones revolucionarias y del movimiento obrero – popular para asustar la clase media y ganar su silencioso apoyo para finalmente instaurar el poder de los monopolios, es decir imperialismo y oligarquía.

Ya una vez los de la Falange Socialista de Bolivia, los fascistas que organizan la UJC, pudieron abrir las puertas a una dictadura sembrando el miedo y basándose en la pasividad. Fue con la sangrienta dictadura de Banzer. El miedo, las divisiones y la pasividad fortalecen el fascismo. Al contrario la unidad, la movilización permanente y la participación consciente del movimiento obrero campesino y de la juventud la desbarata al aislarle totalmente de la sociedad.

Compañeros (as) los fascistas no hablan, no dejan entrevistas, actúan y no será solo con la prensa que les venceremos: hay que arrinconar estas hordas fascistas, oponiéndole la gran masa juvenil  y la unión obrero-campesino-estudiantil. Por esto como Corriente Marxista Internacional – El Militante proponemos:

•1.     Denunciar claramente el apoyo del empresariado privado potosino al fascismo de la UJC, apoyo otorgado al fin de dividir, arremeter y amedrentar el pueblo potosino para que acepte la Autonomía de los ricos, la que pretende continuar el saqueo colonial de nuestros recursos;

•2.     Convocar  a la juventud, trabajadores-campesinos y todo el pueblo a una marcha antifascista para dejar en claro el carácter revolucionario y unitario de Potosí;

•3.     Otorgamos un plazo mínimo a los unionistas presentes en la ciudad y a los hoteles que les alojan para que se vayan de nuestro departamento;

•4.     Conformar la Coordinadora Antifascista Potosina (C.A.P.) con plena independencia partidaria llamando a  todas organizaciones políticas sociales y sindicales comprometidas con la causa de los explotados a sumarse;

•5.     Que la Coordinadora Antifascista Potosina promueva una campaña nacional para que el gobierno mediante DS declare ilegal la UJC y terroristas a sus afiliados por el carácter abiertamente sedicioso de esa organización;

•6.     Conformar una comisión que se reúna con los compañeros fabriles para que ellos respondan con declaraciones públicas y medidas de presión al apoyo que el empresariado potosino otorga a los fascistas;

•7.     Instruir el bloqueo de las trancas frente al peligro real que mas cruceñistas procedentes de Tarija puedan estar dirigiéndose hacia nuestra ciudad, coordinando esfuerzos con las demás organizaciones;

•8.     Conformar brigadas de propaganda antifascistas para que nuestro pronunciamiento como el llamado a la movilización llegue en cada barrio y en cada mercado de la ciudad.

Compañeros (as): la derecha y la oligarquía sirviéndose del fascismo están lanzando una arremetida a nivel nacional para detener y desviar cualquiera posibilidad de cambio estructural en el país. Solo con el protagonismo de los sectores sociales marginados y explotados es posible hacer fracasar sus planes. Solo con este protagonismo es posible profundizar la revolución. Antes de que metan su pata en nuestro departamento y en el occidente del país demostrémosle nuestra determinación y firmeza revolucionaria y contestataria