¡Basta de especulación! ¡Que la clase obrera asuma un papel dirigente en la revolución!


Frente al aumento del precio del azúcar en el mercado nacional el gobierno anteriormente emitio el DS0434 en que se prohibía la exportación legal de este alimento fundamental en la canasta básica. Esta prohibición ha sido levantada actualmente ante la presion de distintos sectores incluida la federacion de trabajadores fabriles que siendo los mas afectados dentro de la cadena productiva del azúcar no supieron encarar una lucha directa, frente a los patrones. Aunque ante la medida del gobierno queda la pregunta queda la pregunta ¿es esta la forma más adecuada de luchar en contra de la especulación y el contrabando que elevan los precios de la canasta básica? Indiscutiblemente ¡NO!

 

Las medidas tomadas con en el aceite

Semejante medida se tomó también en 2008 frente a tres empresas aceiteras del país  que elevaron el precio del aceite refinado para el mercado interno hasta 18 bs por litro. La prohibición temporal de la exportación del aceite tuvo el efecto esperado de rebajar su precio al nivel “justo” de aproximadamente 11 bs por litro. Sin embargo hay consecuencias económicas y sociales que hay que tomar en cuenta al momento de evaluar la corrección de una medida. Las pérdidas por más de 140 millones de dólares ocasionadas por la prohibición a la exportación legal de aceite pudieron ser fácilmente absorbidas por el Estado gracias al alto nivel de Reservas Internacionales Netas. En 2008 pero la producción de soya bajó de un 23%, señal evidente que los empresarios descargaron sobre trabajadores y pequeños productores campesinos sus pérdidas.

 

La posición de los fabriles

Es comprensible que la preocupación expresada por la Confederación Nacional de Trabajadores Fabriles de Bolivia que la prohibición de la exportación de azúcar pueda afectar a los trabajadores dejando inalterada las ganancias empresariales. Es decir que el pueblo trabajador pague por medidas que se promulgan en su propio favor. La cadena de la producción de azúcar emplea en Bolivia a unos 20.000 trabajadores, entre zafreros, fabriles, transportistas etc. Su productividad es muy alta; por cada peso que  gastan en salarios los empresarios ganan 6, según estadísticas del 1994. Por esto la superficie cultivada a caña de azúcar se ha incrementado del 80% en 10 años. Sin embargo la condición de los trabajadores no ha mejorado. En 2009 hubo dos accidentes mortales en el Ingenio Azucarero San Aurelio porque los empresarios no invierten en tecnología ni en seguridad laboral.

 

Los desafios de los fabriles

Evo Morales amenazó con nacionalizar los ingenios azucareros si seguía la especulación sobre el azúcar. La nacionalización no debería ser solo una amenaza porque representa en realidad la única manera para evitar que los empresarios hagan pagar a los trabajadores el costo de la prohibición de las exportaciones, alimentando la guerra entre pobres.  Sin embargo los propios fabriles no deben confundir su posición con la posición empresarial. Los fabriles deben mantener una independencia de clase organizarse y movilizarse para ¡expropiar a los capitalistas que nos explotan y cargan sobre nuestras espaldas el efecto de las medidas! para exigir que sean los empresarios los que paguen el costo de una medida que quiere frenar la especulación que afecta al pueblo.  Esto para que el movimiento obrero asuma un papel dirigente que le corresponde en nuestra revolución movilizándose en conjunto con sus centrales obreras departamentales (COD) y la central obrera regional (COR del plan 3000) luchando por una nacionalizacion inmediata de estas y otras, bajo un total control obrero; por  un trabajo estable en la cadena productiva azucarera, aumentos salariales correspondientes a la productividad, suspensión de cualquier despido.

Luchemos por

  • MEDIDAS QUE CONTROLEN LOS PRECIOS EN BENEFICIO DE TODO EL PUEBLO y que estas medidas no afecten a la clase trabajadora, sino a aquellos empresarios especuladores.
  • TRABAJO ESTABLE Y SEGURIDAD LABORAL  por una ley que declare ilegal cualquier despido
  • NACIONALIZACION bajo control obrero, todas aquellas empresas que amenacen con cierre o despido.