Capitalismo VS Medioambiente


Nosotros los seres vivos necesitamos para vivir, del aire, el agua, el suelo, la luz, temperatura adecuada, espacio vital y alimentos. A los empresarios no les importa si se contaminan los ríos, las ciudades y la comida, porque cuidar el medio ambiente es un gasto que ellos no quieren pagar. Del cambio climático hemos pasado ya a una crisis climática de efectos irreversibles. En Bolivia vemos por un lado el presidente Evo que llama a proteger la madre tierra, y por el otro lado que las empresas y agroindustrias siguen destruyendo la naturaleza. La posición de los marxistas es clara; no se puede controlar lo que no es tuyo. Todos los recursos naturales, grandes industrias y extensiones de tierra deben ser nacionalizados y expropiados, porque solo así se puede tener una planificación de la economía, que permite mejores condiciones de vida y bienestar de la madre tierra.

Contaminación ambiental en Bolivia

En Bolivia la ley del Medio Ambiente 1333 pone la “licencia ambiental” como requisito obligatorio para la apertura o funcionamiento de las empresas, obras o proyectos. Estas licencias ambientales, en teoría, tenían que asegurar que no exista contaminación o impactos ambientales negativos. Pero la realidad es muy distinta. Apenas 10 % del total de empresas en Bolivia han obtenido la licencia ambiental y un número aún menor que oscila entre el 1 y el 3 % está aplicando las medidas propuestas en sus planes de adecuación ambiental. Es decir, la ley ambiental solo es para adorno. Las entidades nacionales, prefecturales y municipales que deberían controlar y sancionar las agresiones contra el medio ambiente hacen muy poco o nada. Cuando Trans Redes hace algunos años atrás causo una gran contaminación en el Desaguadero solo recibieron una notificación. En el mes de octubre varios municipios fueron declarados en emergencia ambiental por la contaminación minera en Huanuni. Ahora las tierras están salinizadas y cubiertas de sedimentos, mientras que los peces están muriendo en las cuencas donde se saca el agua para consumo humano. Pero existen múltiples casos de contaminación y destrucción de la naturaleza acá en Bolivia;

La deforestación en el año 2009 ha superado todos los años anteriores. Solamente en el departamento de Santa Cruz más que 300.000 hectáreas de bosque se ha perdido en el fuego. La gran mayoría no ha sido deforestado por colonizadores como lo quiere ver la derecha, sino por los grandes agricultores nacionales y extranjeros. Este ampliación de la frontera agrícola hace todo lo contrario de asegurar la soberanía alimentaria, porque utilizando el chaqueo dejan el suelo infértil y erosionado pocos años después.

La intoxicación del aire se empeora cada día en las grandes ciudades del país, en mismo ritmo que las enfermedades en los ojos y  enfermedades respiratorias se multiplican.

La basura se aumenta dramáticamente en cantidad y no se da un tratamiento adecuado para la eliminación y deposición. En la ciudad de Santa Cruz el vertedero “Normandía” es el culpable de que la gente se enferme constantemente y toda la ciudad está en peligro de tener sus acuíferos contaminados por los lixiviados que bajan hasta el agua subterráneo.

Las agroquímicas y pesticidas utilizados en la agricultura, junto con los desechos peligrosos que la industria echa en los ríos, causan que llenemos con químicos tóxicos y metales pesados, que con el tiempo produce cáncer y otras enfermedades crónicas dentro de nuestro organismo.

Los azucareros aumentan su producción ya no sólo para producir azúcar, sino bioethanol, mientras que hay millones de personas con hambre en el mundo.

Cambio climático – problema mundial

En el mes de diciembre delegaciones de todo el mundo fueron a Copenhague – Dinamarca en la cumbre del ONU sobre el cambio climático. La cumbre fracasó, los delegados sólo buscaban los intereses personales de cada país y de cada multinacional, en lugar de llegar a una solución viable para esta crisis climática que amenaza con la subsistencia del planeta. Barack Obama y los demás mandatarios de los países ricos gastaban billones para salvar sus bancos, pero para el medio ambiente no había plata. Bolivia con Evo presente en la cumbre presentó el concepto de la “deuda climática histórica de los países desarrollados”, explicando que los países desarrollados, donde reside el 20 por ciento de la población mundial, sean responsables de cerca de tres cuartas partes de las emisiones históricas de los gases de efecto invernadero, que por ejemplo ha causado el derretimiento de chacaltaya y sequia de cultivos en Bolivia. En Copenhague Evo, Chávez y otros representantes de los países ALBA hablaron en una cumbre alternativa para los movimientos sociales. Evo dijo que “el  sistema capitalista es el culpable de la destrucción de la naturaleza” y “ la lucha contra los cambios climáticos es una lucha de clase y la única solución para salvar la planeta es el Socialismo".

Plan socialista contra la depredación ambiental

En fin, el cuidado de la naturaleza sólo importa a los empresarios si éste les presenta un negocio. Según los reformistas la solución al problema es la aplicación de las leyes, pero que sirve la aplicación de leyes si todo el aparato productivo sigue en manos privadas. Otros ecologistas hablan en contra de la industria y llaman a parar el desarrollo y el consumo. Nosotros los marxistas no estamos en contra del desarrollo económico, pero sí en contra del sistema económico que se basa en la explotación del hombre por el hombre y la destrucción ambiental. Por eso; 

  • Contra la deforestación y erosión del suelo – aumentar la productividad con métodos agroecológicos en tierras colectivizadas.
  • Expropiar todas las industrias que contaminan suelo, aire y agua, para reorganizar la economía en una manera democrática y sostenible.
  • Inversiones estatales en energías renovables.
  • Ninguna confianza en las convenciones internacionales capitalistas. ¡Por el socialismo internacional!