Combatir la corrupción orientando el proceso al Socialismo y la democracia obrero popular


COMBATIR LA CORRUPCION
ORIENTANDO EL PROCESO AL SOCIALISMO
Y A LA DEMOCRACIA OBRERO – POPULAR
 
La corrupción no es un problema de moral o de conciencia, es el sistema y el instrumento de la burguesía nacional y del imperialismo para saquear el país.  Hasta cuando por un lado habrá potentados económicos que tengan posibilidad e interés a acceder a los recursos del Estado y por el otro el poder público seguirá concentrado en pocas manos (cualquiera sean) habrá siempre corrupción. No serán nuevas leyes a combatir este fenómeno, porque la corrupción es ya violación de leyes y se hace sistema y costumbre social.

 

Sobre el último caso, el de YPFB, preguntamos: si los trabajadores de la empresa petrolera nacional tuviesen el poder de fiscalización y la última palabra sobre las decisiones y el uso de los recursos de la empresa ¿permitirían estos fenómenos de corrupción que ponen en riesgo su propia fuente de trabajo? Sin embargo en todas las nacionalizaciones (ENTEL, EPCHA, YPFB, Metalúrgica Vinto) los trabajadores han sido sistemáticamente excluidos de cualquier participación, solo cambian gerentes que después, en varios casos, se demuestran corruptos.

 

Lo mismo está ocurriendo con todo el proceso de cambio. Los trabajadores, los campesinos y los jóvenes pusimos el pecho frente a las balas del neoliberalismo una y otra vez por el proceso de cambio y su defensa, para luego enterarnos que el poder político pasa de la mano de los neoliberales a una camarilla de burócratas que nunca vimos en las marchas y en la lucha, hasta estaban con otros bandos y ahora se le ve agitar whipalas en nombre de intereses personales. Como ha afirmado recientemente el dirigente de la COR de El Alto Edgar Patana las organizaciones sociales honestamente hasta ahora no tuvimos peso, somos simplemente de pantalla, invitados de piedra, no decidimos nada arriba, pero también somos mal vistos desde abajo porque parece que tuviésemos todo el poder. Así o comprando este o aquel dirigente de organizaciones sociales el proceso no se fortalece se destruye.

 

Nuestra posición sigue siendo la misma: la defensa y la profundización de nuestro proceso de cambio pasan por la lucha por el socialismo, es decir por la expropiación de la burguesía nacional y del imperialismo saboteadores y corruptores y la instauración de la autentica democracia obrero – popular. Los hechos que están bajo los ojos de todos siguen confirmando nuestra posición. De la misma manera seguimos cuestionando la composición social del gobierno, donde nunca hubo espacio para trabajadores, campesinos y organizaciones sociales pero si hubo para gente de ONG, gente como el Ministro Romero que persigue a los colonizadores – luchadores por el cambio – que ocupan tierras en el Oriente en nombre del Nueva Constitución Política del Estado, gente como la Ministra Susana Rivero, latifundista y terrateniente, y el Ministro Luis Arce Catacora, ex adenista. Muchos dirigentes interesados pueden seguir diciendo que todo va bien, pero frente a la corrupción y los efectos de la crisis económica provocada por el capitalismo no podrán seguir tapando el sol con un dedo.

 

Compañeros del MAS, trabajadores, campesinos,

La participación efectiva de trabajadores, campesinos y demás sectores sociales afectados por la crisis es la única manera para ampliar la base social activa de la revolución, combatir la derecha, el saboteo económico, la corrupción y los corruptos. Hay un solo camino

  • Apoyar incondicionalmente aquellos sectores que se movilizan exigiendo sus derechos en nombre de la Nueva CPE, porque su lucha es lo que expresa el autentico apoyo al proceso de cambio;
  • Escuchar el pueblo, ampliar la base social de la revolución, convocando ampliados abiertos a todos los activistas y protagonistas del cambio;
  • Devolver a los trabajadores el control sobre las empresas y la economía para acabar con la burocratización y encaminar el proceso hacia la democracia obrera;
  • Sacar del gobierno todos elementos de derecha y ajenos a la lucha de trabajadores y campesinos.

FUERA LOS CORRUPTOS, DERECHISTAS Y BURGUESES DEL MAS Y DEL GOBIERNO

CONSTRUIR EL PODER POPULAR