potosi2010

El Comité Cívico de Potosí amenaza con un paro indefinido: es necesaria una alternativa


Después del paro de 24 horas de la anterior semana, el Comité Cívico Potosinista (COMCIPO) amenaza con bloquear indefinidamente las actividades y el acceso a la Villa Imperial, demandando una reunión con Evo Morales para evaluar la situación del pliego petitorio de esta entidad cívica que por 19 días de 2010 movilizó a las y los potosinos en las más grandes y participadas manifestaciones de protesta de la historia de la ciudad.

El eco de los 19 díascomcipo

La plataforma de reivindicaciones del COMCIPO sigue siendo la misma desde entonces e incluye entre las principales demandas, la preservación del Cerro Rico, un aeropuerto internacional, proyectos camineros, la puesta en funcionamiento de la fundidora de Karachipampa, una fábrica de cemento y la solución del conflicto limítrofe con el departamento de Oruro en la zona de Coroma. Desde el MAS y el gobierno se rebate que COMCIPO no tendría una “evaluación objetiva” de los avances y se denuncian los afanes políticos de una derecha en franca recuperación en la ciudad y el departamento, tanto en las nacionales como en las últimas subnacionales.

En ciudad se viven las amenazas de COMCIPO con una mezcla de escepticismo, ansiedad y abierto desinterés. La razón de esto solo puede encontrarse en un balance de los que fueron realmente los 19 días de lucha de 2010. El pliego petitorio de COMCIPO plantea temáticas de interés general, pero no fueron estas a movilizar al pueblo que había entregado al MAS los más altos porcentajes de votación a nivel nacional, sino que “su gobierno” atienda demandas sociales por trabajo, salud, educación y vivienda que solo pálidamente reflejadas en las reivindicaciones cívicas.

Los problemas de Potosí

Recurrimos a las estadísticas oficiales solo para demostrar de manera objetiva algo que cualquier potosina y potosino vive a diario. Potosí es segunda solo a Sucre por tasa de desempleo abierto en ciudades capitales (10,32%). Solo un 50% de la Población en Edad de Trabajar tiene efectivamente un empleo. La informalidad en la ciudad es la más alta del país (60,9%). Desde 2006 hasta la fecha la cantidad de habitantes por cama hospitalaria ha subido de 907 a 1.350 en vez de bajar, dándonos esta otra triste primacía nacional en cuanto a falta de infraestructura en salud.

La mortalidad infantil en el Bracamonte es la más alta del país. Increíblemente para una ciudad con tantos problemas, los alquileres y costos de construcción son entre los más altos del país. En el solo año pasado la fiscalía ha atendido una cantidad aproximada de 780 denuncias por violencia familiar, siendo este el delito más frecuente en una ciudad donde desempleo y falta de servicios sociales son pesos que caen con la mayor fuerza sobre jóvenes y mujeres. Periódicamente hay pugnas entre estudiantes con sus familias por establecimientos educativos compartidos.

La derecha y el MAS

Si uno quiere hacer una “evaluación objetiva” de los avances sobre el pliego petitorio solo puede concluir que: el último hundimiento en el Cerro Rico, producto de la manera empírica del trabajo cooperativista, ha sido en esta semana, Karachipampa ha sido inaugurada un sinfín de veces, la fábrica de cemento sigue licitándose, en el aeropuerto hay un vuelo por semana solo a La Paz y con un precio más alto del de Sucre que está a 150 Km más a Oriente etc. Son cosas importantes, pero es llamativo que en toda la plataforma de COMCIPO no hay una sola reivindicación que afronte de manera directa los problemas sociales de la ciudad. Es una demostración de lo que todos aquí sabemos: que COMCIPO tiene una visión regionalista y no social que lo acerca, para utilizar un eufemismo, a la derecha opositora local.

Sin embargo del lado del MAS las cosas no están mejor. El primer anuncio del alcalde del MAS, electo con una mayoría relativa y con la minoría en el Concejo, ha sido que Potosí tendrá un… teleférico. En vez de canalizar, organizar y representar las demandas populares el MAS ha dividido las organizaciones sociales (campesinas, vecinales, juveniles etc.) para sumar a exponentes del AS, restando votos y apoyo. Y desde la COD salen al mismo tiempo los más incendiarios discursos en contra del gobierno, un ex viceministro de minería y un actual diputado.

¿Qué alternativa?

Con sus denuncias sobre infiltraciones de la derecha el MAS solo ofrece una visión policiaca de la política de la cual desaparecen los problemas de fondo. Con su ausencia de las problemáticas sociales de la ciudad, COMCIPO demuestra que una visión regionalista solo sirve a intereses ajenos. ¿Qué alternativa tienen el pueblo pobre y trabajador, la juventud, las mujeres entre esta espada y esta pared?

Un COMCIPO autentica expresión de instancias populares planificaría sus huelgas yendo barrio por barrio, sindicato por sindicato, a organizar la lucha junto a delegados elegidos en la movilización y plasmando con el pueblo un programa de reivindicaciones sociales. Un MAS autentico canal de organización popular respondería ofreciéndose como herramienta política esta lucha, abriría casas no solo para campañas sino para que el pueblo decida a diario y lanzaría un programa inmediato de gobierno municipal para atender las más urgentes demandas populares.

Nada de todo esto ocurrirá, porque una verdadera alternativa hoy no existe. Debemos construirla fuera de lo existente para reportar al centro del debate político las verdaderas necesidades del pueblo e incluso para aquellos que quieren que el gobierno elegido con amplia mayoría por nuestro pueblo cumpla con este mandato. A esta tarea queremos contribuir y convocamos a la juventud, las y los trabajadores de nuestra ciudad.