arton232287

El gobierno mexicano masacra a estudiantes y sus sicarios de la prensa atacan a los marxistas: solidaridad a los estudiantes y a La Izquierda Socialista


La lucha de los estudiantes mexicanos se ha convertido rápidamente en una fuente de inspiración y un ejemplo para toda la juventud. El gobierno de derecha de Peña Nieto ha demostrado la falta absoluta de voluntad de dialogo con los estudiantes, hecho trágicamente demostrado con la masacre de estudiantes de la Normal de Ayotzinapa. A esta se suman los ataques de la prensa mexicana a uno de los sectores más combativo de la lucha del IPN: el Comité de Lucha Estudiantil Politécnica y La Izquierda Socialista, sección mexicana de nuestra CMI.

Del IPN a Ayotzinapa

El epicentro de la lucha ha sido el Instituto Politécnico Nacional (IPN), institución creada en 1936 por Lázaro Cárdenas para dar una ocasión de formación profesional superior a las clases más desprotegidas. El actual gobierno mexicano, en complicidad con las autoridades académicas, está atacando este baluarte del derecho al estudio con la misa dureza con la cual ha liquidado la nacionalización del petróleo, una de las más grandes conquistas de la clase trabajadora y el pueblo mexicano. Su objetivo es transformar el lema del IPN de “la técnica al servicio de la Patria” a “la técnica al servicio del Mercado”.

La movilización estudiantil contra estos planes de las autoridades académicas y el gobierno ha dado lugar al más imponente movimiento estudiantil en México desde aquel fatídico 1968, cuando un 2 de octubre, estudiantes del IPN y la UNAM fueron masacrados por el ejército en la Plaza de las Tres Culturas. El gobierno está haciendo todo lo posible para impedir que esta lucha estudiantil se amplié, porque revierte una situación en la cual sus políticas neoliberales pasaron gracias a la falta de determinación de las direcciones sindicales y políticas oficiales del movimiento obrero.

Este objetivo es perseguido infiltrando la lucha estudiantil de elementos que, con maniobras y desinformación, tratan de impedir que los estudiantes reciban y expresen solidaridad activa a las luchas sindicales, y con una represión brutal que ha encontrado su expresión más criminal en la masacre de estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, en el Estado de Guerrero donde el narcotráfico, en complicidad con el aparato estatal, ha llevado a una descomposición social profunda. Como correctamente señalado por el corresponsal de El País, la Normal de Ayotzinapa es “cantera de profesores rebeldes”, hijos de campesinos y pueblo pobre para los cuales “la situación de pobreza, violencia y corrupción política del Estado de Guerrero, en el suroeste de México, es el caldo de cultivo ideal para crear generaciones de jóvenes muy ideologizados que rechazan el sistema”.

El macartismo de la prensa mexicana

Mientras el Estado Mexicano es responsable de la masacre de 3 estudiantes y la desaparición de otros 43 normalistas de Ayotzynapa, sus sicarios de la prensa tratan de desmovilizar al movimiento del IPN con una campaña de macartismo contra militantes del Comité de Lucha Estudiantil Politécnica (CLEP), histórica organización de la lucha en el IPN, algunos de sus exponentes más en vista, como el compañero Daniel Antonio Rosales, vocal de la ESIA Zacatenco, y La Izquierda Socialista (LIS), sección mexicana de nuestra Corriente Marxista Internacional, organización política en la cual todos estos camaradas militan.

El matutino nacional La Razón de México ha dedicado dos portadas señalando a camaradas del CLEP y de la LIS como los “radicales” que estarían, con oscuros fines políticos, detrás de las movilizaciones del IPN. La intención de estos ataques es clara y bastante explicita: quieren asustar a un sector del estudiantado y preparar la intervención del paro del IPN por parte de la policía. Sobra decir que estos ataques no tienen más que un carácter instrumental: el CLEP ha públicamente reconocido la autoridad de la Asamblea General Politécnica como organismo dirigente del movimiento estudiantil, denunciando los verdaderos fines que esconden tras esta campaña de ataques y los camaradas criminalizados por estos ataques mediáticos han defendido públicamente su derecho democrático a defender las ideas del marxismo en la lucha cotidiana por la emancipación de la clase obrera, el pueblo y la juventud mexicana.

Sin embargo la situación sigue de alerta máxima. Cualquier revolucionario y luchador social entiende, como lo entiende la derecha, que lo que está en juego en México es la generación de espacios de movilización social que den una base de masas a la lucha contra las políticas neoliberales del gobierno de Peña Nieto, hoy en la educación, mañana por los derechos económicos, sociales y sindicales. Es por esto que la lucha de los estudiantes mexicanos es nuestra lucha. A continuación proponemos el texto de una primera carta de solidaridad que promovimos y enviamos a los camaradas del CLEP y de la LIS en los pasados días. Pedimos a nuestros lectores de seguir vigilando con nosotros los acontecimientos en México y de sumarse a esta campaña de solidaridad escribiéndonos a info@luchadeclases.org.bo, organizando actos, foros y seminarios de análisis y haciendo sentir toda nuestra presión sobre las autoridades mexicanas para detener otra masacre y/o abusos de cualquier tipo.   

 


 

Solidaridad al movimiento estudiantil mexicano

La aprobación de un Reglamento Interno del IPN (Instituto Politécnico Nacional, el más grande de México) que ataca de manera frontal el derecho a una educación superior pública, de calidad científica y para todos, además de derechos laborales, ha movilizado a decenas de miles de estudiantes en el más grande movimiento estudiantil desde 1968 que se ha convertido en un ejemplo y una fuente de inspiración para las y los estudiantes de América Latina y no solo. 

La represión policiaca y mediática ha alcanzado niveles criminales. Organizaciones tradicionales y establecidas como el Comité de Lucha Estudiantil Politécnica (CLEP) se han convertido en un blanco de ataques de las autoridades académicas y también del gobierno. El vocero democráticamente elegido de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura se ha ganado agresiones de la prensa nacional y amenazas de muerte por haber increpado y desmentido públicamente al Secretario de Gobernación de México Osorio Chong. Matutinos de circulación nacional como La Razón se han dado la tarea de presentar un movimiento masivo democráticamente dirigido por su Asamblea general como el producto de la acción de grupos “radicales”, contra los cuales piden la intervención de la policía.

Esto es aún más grave tomando en cuenta la auténtica masacre resultado de la intervención policiaca contra los estudiantes de la Normal Rural de Ayotzynapa. Aquí el 27 de septiembre pasado policías ministeriales y estatales arremetieron brutalmente contra estudiantes normalistas dejando un saldo de tres estudiantes, un taxista, una mujer y un niño de 14 años muertos y 57 desaparecidos. 14 de estos reaparecieron con vida, pero todavía se desconoce el paradero de 43 estudiantes normalistas que se sospecha puedan haber sido asesinados.

Ante todo esto estudiantes y dirigentes de organizaciones estudiantiles y juveniles de Bolivia

1. Expresamos nuestra incondicional solidaridad al movimiento estudiantil del IPN en su lucha por una educación pública, de calidad y con derechos. En esta lucha y sin fronteras: #TodosSomosIPN;

2.   Exigimos justicia para la masacre de estudiantes de la Normal Rural de Ayotzynapa;

3.   Exigimos la reaparición con vida de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzynapa desaparecidos por las fuerzas represivas de México;

4. Exigimos que se ponga un alto a los amedrentamiento a las organizaciones combativas de estudiantes del IPN, a sus voceros y a todo el movimiento estudiantil;

5.  Responsabilizamos al gobierno federal y estatal así como a las autoridades académicas del IPN por cualquier provocación o acto en contra de organizaciones como el CLEP, y de todo el movimiento estudiantil.

Firman

Johnny Ruiz Mamani, dirigente Juventudes MAS-IPSP, Potosí

 

Por el Centro Interno de Estudiantes de Sociología de la UAGRM – Santa Cruz de la Sierra

Horacio Wilmer Navarro, Secretario General

Daniela Vidal Duran, Secretaria de Hacienda

Efrén Cabrera Barrientos, Secretario de Conflictos

Lía Andrea Moscoso Medina, Secretaria Académica

N. Alann Guzmán Chilo, Consejo de Carrera

Iván Shelemen Zarco, Consejo de Carrera

Por el Círculo Filosófico Estudiantil de la Escuela Superior de Formación del Maestro de Potosí

           Joaquín Urquizo Gutiérrez

Por la Juventud Marxista de Bolivia

           Estanislao Rojas Carmona