paropotosi

El paro no despega, la crisis de COMCIPO si


Un paro indefinido acatado a medias y convocado de manera precipitada ahonda la crisis de representatividad de un COMCIPO jaloneado por intereses partidarios ajenos a la institución y alejado de las verdaderas necesidades de los trabajadores, los sectores populares y la juventud potosina. La perspectiva de un COMCIPO aún más dividido y neutralizado solo puede ser combatida en la construcción de la alternativa que hoy falta en la ciudad.

El virtual fracaso del paro no sorprende ni puede ser atribuido al saboteo del MAS en una ciudad donde este partido tiene un apoyo electoral del 30 por ciento, decreciente en los años. Incluso quienes apoyan el pliego petitorio de COMCIPO han mirado a este paro con escepticismo y desinterés: una huelga de la cual no son claros los objetivos, no son socializados los métodos, en fin un paro inútil y dañino, acatado solo por los comerciantes de algunos mercados céntricos, magisterio, salud, universidad y pocas otras instituciones más por miedo que por convicción.

Y este no es que el último capítulo de una paulatina pérdida de representatividad  que viene de lejos. Hace una década COMCIPO afiliaba a unas 90 organizaciones, que en 2011 eran 54 y ahora son 43. El actual directorio, tratando solucionar este problema con métodos organizativos no ha hecho más que ahondar la crisis, amenazando y sancionando con la desafiliación a las instituciones más ausentes del debate en la entidad cívica.

Esta, como hemos señalado, no es una causa sino el efecto de la ausencia total de COMCIPO de las reivindicaciones y los problemas sociales más urgentes del pueblo pobre y trabajador de Potosí. En una ciudad donde la política oficial es de tarimas, cuoteo y cuateo político, patrocinio a concursos de belleza y populismo vulgar, solo es posible conquistar al pueblo a la lucha planteándole las más osadas soluciones a sus problemas inmediatos de desempleo, inestabilidad laboral, falta de servicios sociales públicos, gratuitos y de calidad, vivienda, educación, salud.

Un COMCIPO que sea autentica expresión de las mayorías trabajadoras de Potosí y tenga la autoridad para convocarlas a la lucha es además una institución cuyos dirigentes sean elegidos directamente por el pueblo: a la necesidad de reportar los verdaderos y más urgentes problemas sociales al centro del debate político debemos sumar la necesidad de una reforma estatutaria de COMCIPO que vaya en la dirección de que sea el conjunto del pueblo trabajador de Potosí quien elija y pueda revocar directa y democráticamente a sus dirigentes cívicos.

O es esto o la suerte de COMCIPO está trazada: sumirse en su crisis y/o ser cooptado por el cuoteo y cuateo político. La Corriente Marxista Internacional convocamos a la juventud, la clase trabajadora y el pueblo potosino a sumarse a la construcción de la alternativa necesaria, declarando nuestra disponibilidad a luchar por ella junto a todas las fuerzas revolucionarias vivas de la ciudad.