balance universidades

El Proyecto Sucre Ciudad Universitaria: se soluciona el conflicto quedan los problemas


Las cuentas de las Universidades

En 30 años el PSUC dispuso de algo más de 11 millones de dólares, monto que se ha sensiblemente incrementado tras la nacionalización de los hidrocarburos – gracias a la lucha del pueblo a la cual la Universidad como institución no ha participado – hasta llegar a 11 millones de bolivianos (poco menos de 2 millones de dólares) en la gestión 2011. El recorte planteado por la Gobernación habría reducido nuevamente este financiamiento a aproximadamente 5 millones de bolivianos, dejando sin cobertura económica la mayoría de los proyectos presentados, según denuncia de las autoridades universitarias.

Sin embargo gracias a la misma lucha popular por la nacionalización, las Universidades reciben también un porcentaje (alrededor del 7%) del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), que es trasferido directamente por el Tesoro General. El IDH desembolsado a las Universidades ha ascendido a 496 millones de bolivianos en la gestión 2012, con una ejecución presupuestaria de apenas el 53%. En base a la Ley Financial de 2013 la U.S.F.X.CH. recibirá alrededor de 74 millones de bolivianos por concepto de IDH, un 23% o 14 millones de bolivianos más respecto a los 60 millones de bolivianos percibidos en 2012.

IDH y salarios

Desde el año pasado además el gobierno ha autorizado las Universidades a utilizar el 15% de sus recursos por conceptos de IDH para gastos corrientes (10%) y Extensión Universitaria (5%). En el caso de la U.S.F.X.CH. entonces, en base al presupuesto aprobado de 2013, el monto liberado por estas medidas del gobierno asciende a 11 millones de bolivianos. Evidentemente cuando las autoridades académicas hablan de “recorte al IDH” mienten sabiendo de mentir, para caldear los ánimos particularmente de los estudiantes y utilizarnos como carne de cañón.

En todo esto el Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB) ha propuesto al gobierno de eliminar el tope de 15 mil bolivianos al salario de los docentes para impedir la “huida de profesionales” al exterior y permitir a los docentes de cumular sueldos. Nos preguntamos donde están las investigaciones científicas para el desarrollo, las publicaciones científicas acreditadas y los meritos de la mayoría de docentes universitarios que reclaman plata y pretenden beneficiarse de medidas como esta que de ninguna manera implementarían la calidad de la oferta académica.

Balance del PSCU

El PSCU fue creado para hacer de la Universidad el centro del desarrollo de Sucre y todo el departamento de Chuquisaca. De hecho el PSCU ha financiado muchas obras en infraestructuras y la presencia estudiantil en la capital es un factor económico importante. Sin embargo e independientemente de cómo se utilicen estos recursos, una ciudad y un departamento no pueden vivir solo de Universidad, como demuestra el hecho que en el Censo 2012 Chuquisaca ha resultado ser el departamento con el menor crecimiento demográfico y la mayor emigración.

A partir de 1990 además las autoridades académicas vienen utilizando los recursos del PSCU como si fuera su banco, fuera de cualquier control y cogobierno ya que la composición misma del Consejo de Administración del PSCU no responde a las reglas de la Autonomía. Hay pruebas que varios docentes e incluso el mismo rector accedieron a préstamos del PSCU, que (a propósito de respeto de la ley) no fue instituido por esto. Por otro lado el financiamiento del PSCU al “apoyo a la investigación científica” ha sido realmente ridículo e irrisorio (alrededor de 50 mil bolivianos en 2011 y 2012), mientras para los estudiantes permanecen los problemas de la falta de internados, comedores y del costo excesivo de las maestrías y el posgrado.   

NO a los recortes, SI a la universidad del pueblo

Los estudiantes de base sabemos que sin adecuados financiamientos es imposible garantizar un autentico derecho a la educación gratuita y paravigilia gobernacion todos y por esto nos oponemos a los recortes al presupuesto universitario. Sin embargo nuestra lucha no es la misma de las roscas docentes que manejan recursos públicos como propiedad privada. Nuestra lucha es por las nacionalizaciones y la total recuperación de nuestros recursos, para posibilitar las mejoras educativas necesarias.

La lucha contra los recortes no puede ser escindida de la lucha para transparentar y democratizar el manejo de estos recursos. La Universidad recibe del pueblo pero ¿Qué devuelve al pueblo? La investigación científica para el desarrollo departamental languidece, los cupos son determinados de acuerdo a los intereses masónicos de docentes y colegios de profesionales sin importar las necesidades de los estudiantes y del pueblo, los recursos son manejados arbitrariamente, mal y escasamente utilizados. Nuestra lucha contra los recortes es en contra y no a lado de quienes han reducido la Universidad a patrimonio personal.

El acuerdo logrado entre Gobernación y Universidad suspende los recortes, plantea una auditoria al manejo de los recursos del PSCU y una participación de la Universidad en la redefinición de la repartición de los recursos. Con esto las roscas docentes han desmovilizado la lucha, porque para ellos es suficiente. Pero para los estudiantes quedan los problemas así como queda la necesidad de organizarnos y luchar de manera independiente para nuestras reivindicaciones y necesidades.

¡Por mayores inversiones en bienestar estudiantil e investigación científica!

¡Más financiamientos por una educación de calidad y para todos!

¡Por la participación de trabajadores y campesinos que financian la Universidad

en la fiscalización de los recursos que la Universidad maneja!

¡Por una representación estudiantil democrática y mayoritaria

en el Consejo de Administración del PSCU!