En Brasil, jóvenes y trabajadores se solidarizan con la revolución boliviana

En Brasil, jóvenes y trabajadores se solidarizan con la revolución boliviana


Lean el articulo original en portugues

Cerca de 50 militantes y simpatizantes de la Esquerda Marxista acudieron al acto de 300 personas convocado por centrales sindicales, movimientos sociales, partidos y organizaciones de izquierda frente al consulado de Bolivia en Sao paulo ayer (18/09) a partir de las 17h.

El Cónsul General de Bolivia, Jayme Valdivia, recibió a los manifestantes y participó en el acto en la calzada de la Avenida paulista. También recibió una declaración de solidaridad firmada por todas las entidades que convocaron el acto.

Además de la fuerte presencia de la Esquerda Marxista, participó la Juventude Revoluçao (organización de jóvenes de la EM) con una gran pancarta y banderas. También estuvo presente una delegación de la campaña mundial en solidaridad con la revolución venezolana "Manos Fuera de Venezuela" con la mayor pancarta en el acto. Los militantes y simpatizantes de EM distribuyeron mil panfletos entre los participantes, incluyendo al cónsul Jayme Valdivia, y los peatones que pasaban. El panfleto tenía la nueva declaración de la EM (ver más abajo) y, en el otro lado, el pronunciamiento de diversas organizaciones obreras y populares que organizan el cerco a la ciudad de Santa Cruz contra los fascistas.

El ccompañero Caio Dezorzi tomó la palabra en el acto en nombre de la EM y transmitió el saludo de los compañeros de El Militante, de Bolivia. Identificándose como petista, su intervención no ahorró críticas a la postura del gobierno Lula que trabaja para el "diálogo entre las partes" en Bolivia. "¡¡El presidente Lula no puede entablar diálogo con los fascistas de Bolivia que quieren derribar al gobierno elegido y refrendado con enorme apoyo popular!" afirmó. "¡La única salida positiva puede venir de la organización de los trabajadores bolivianos como lo hacen los compañeros que mantienen el cerco a Santa cruz. Y los trabajadores en Brasil deben apoyar y solidarizarse con estas iniciativas! ¡Sólo el pueblo en armas y la lucha por el socialismo pueden resolver esta situación!", concluyó.

Al final del acto, alrededor de las 19h, el grupo de la EM introducía consignas como: "¡Brasil, Venezuela, Bolivia y Argentina! ¡Fuera el imperialismo de América Latina!"

Hoy 190/09 acto en Rio de Janeiro, a las 16h, en la Av. Rui Barbosa 664, frente al consulado de Bolivia.

Lea la nueva declaración de la Esquerda Marxista:

¡Toda la solidaridad con la lucha del pueblo boliviano!
¡Ningún acuerdo con los golpistas-fascistas!

Jorge Chávez, lider de la oposición en el estado boliviano de tarija, declaró la semana pasada: "Si hace falta, habrá sangre. Es necesario contener el comunismo y derribar el gobierno de este indio desgraciado". En pocas palabras resumió las intenciones reales de las bandas fascistas, organizadas por la burguesía boliviana y el imperialismo norteamericano, que han practicado en los últimos días actos de violencia contra el pueblo de nuestro país vecino.

En el estado de Pando se produjo una verdadera masacre de campesinos. Fueron interceptados por bandas a sueldo y entrenadas por el gobernador del estado, leopoldo Fernández, cuando se dirigían a una asamblea popular. Los golpistas abrieron fuego rápidamente contra ellos. "de repente escuchamos disparos y algunas personas cayeron heridas. Hombres, mujeres y niños corrieron en todas las direcciones para salvarse, pero muchos quedaron heridos o fueron capturados a la fuerza para ser torturados",   recuerda Roberto Tito, testigo presencial. Se divulgó la cifra de 30 muertos y varios desaparecidos en el conflicto, pero ese número podría ser mucho mayor.

La intención de estos fascistas que iniciaron un intento de golpe de estado contra el gobierno de Evo Morales es frenar el avance de la revolución que se profundiza en América Latina. Ante la profundización del proceso en Bolivia, con el resultado del referendum revocatorio del 10 de agosto, en el que Evo ganó con más del 67% de los votos, la oposición optó directamente por la violencia y el golpe. Ya hemos visto esta película. La semana pasada, el 11 de septiembre, se cumplieron 35 años desde que la burguesía chilena, con el apoyo del gobierno de EEUU, asesinó a Salvador Allende e inició una de las más sangrientas dictaduras del mundo. Esto es lo que pretenden el gobierno de Bush y los gobernadores de los departamentos orientales. Y si el gobierno de Evo Morales no toma las medidas correctas, es lo que puede suceder en Bolivia.

Si Evo acertó expulsando al embajador asmericano del país y mandar detener al gobernador reaccionario del estado de pando, erró al no movilizar al pueblo trabajador y los campesinos para enfrentar los ataques de los golpistas y ofrecer más negociación a la oposición.

Ningún trabajador brasileño puede aceptar que el gobierno Lula se disponga a negociar con fascistas. Lula se ofreció desde el inicio a mediar en un "diálogo entre las partes". este pésimo consejo de la conciliación entre las partes fue la linea seguida por la reunión de la UNASUR y por desgracia la que ha seguido Evo Morales.

Las últimas noticias hablan de un "pre-acuerdo" en el que se acordó la suspensión de los bloqueos carreteros y la desocupación de edificios públicos por la oposición ante la creación de un diálogo nacional para solucionar los conflictos en el que participarían la Iglesia católica, la Unión Europea, la ONU, la OEA y la UNASUR. A cambio Evo Morales respetaría el "derecho a la autonomía departamental" y suspendería por un mes las discusiones en el Congreso sobre el referendum constitucional.

¡Pero ceder no parará los pies a los fascistas! La verdad es que esta situación sólo puede decidirse hacia uno de los dos lados: o la oligarquía, con ayuda del imperialismo norteamericano, sale victoriosa y Bolivia se hunde en otra dictadura militar sangrienta, o los trabajadores y campesinos completan la revolución expropiando el poder político y económico de la oligarquía. Los trabajadores bolivianos ya demostraron una enorme garra y coraje en el transcurso de su historia. El viernes las organizaciones populares y de la clase trabajadora de Santa Cruz dieron un buen ejemplo. Es necesario fortalecer las organizaciones de los trabajadores, organizar Asambleas Populares y armar al pueblo para enfrentarse a la burguesía, para controlar así democráticamente la sociedad. Es la única salida posible para la clase trabajadora.

¡Viva la Revolución en Bolivia, en América Latina y en el mundo!

Sao Paulo, 18 de septiembre de 2008
Esquerda Marxista