La capitulación de la COB desde la asamblea de un sindicato de base


En  la reunión realizada el 15 de del mes en curso en nuestra sede de maestros rurales, un representante del comité ejecutivo nacional de la  CONMERB nos dio un informe sobre los hechos indignantes que se suscitaron en nuestro país, limitándose a hablar sobre su tarea como representante de nuestro sector. Muchos compañeros reclamaron sobre el pasivo actuar de los representantes de la COB y la CONMERB.

Posteriormente se realizó un profundo análisis de la coyuntura en la que hubo cuatro intervenciones consistentes, las mismas hacían énfasis en las equivocaciones de Evo como el rodearse de gente que no compartía su pensar, el repudio al silencio sindical que no los había permitido ser miembros activos.   

Según los análisis expuestos se decía que era un golpe de Estado cívico policial militar. Colaborado por los empresarios cruceñistas, apadrinado por EEUU, coincidían en decir  que mucha gente de la clase obrera apoyaba Camacho, incluyendo miembros de la nuestra federación, algunos reflexionaron a las bases, enfatizando sobre la conciencia de clase, las intervenciones fueron aplaudidas en el momento en que se hablaba de la conciencia de clase.  

Por mi parte expresé mi molestia por la posición del miembro de la CONMERB reducida a un informe puesto que con su preparación esperaba que nos diera respuestas  a nuestras inquietudes, posteriormente hice notar que esto no era un golpe de estado cívico policial militar sino un golpe de estado burgués colaborado por los cívicos, la policía y fuerzas armadas y que estaba muy bien planificado, ello producto de que Evo no fue radical en su proceso y que se había rodeado de gente de la derecha, proseguí diciendo que Añez está dirigida por la burguesía cruceña y que está poniendo a gente de la extrema derecha en  las carteras más importantes, pero que tenían dificultades en elegir los ministros de trabajo, educación y minería, porque saben que somos los sectores que tenemos más reclamos y que esa era su debilidad.    

Hice conocer mi disgusto sobre el silencio sindical como la mayoría de los que me antecedieron, sobre nuestra permanencia pasiva ante estos hechos, propuse una escuela de formación sindical para evitar el desclasamiento visible que existe en nuestras bases mi intervención fue bien recibida.  Prosiguieron las intervenciones que en muchos aspectos coincidían con lo que ya se había expuesto.

Para terminar se sugirió que se conformar un comité de movilizaciones y posterior salida de una marcha pacífica en apoyo a nuestros hermanos campesinos de El Alto, a los caídos en esta lucha, en reclamo al autonombramiento de Añez, repudio a la quema de la wiphala, en rechazo a la discriminación, repudio a las acciones de Mesa y Camacho. 

La marcha partió desde las puertas de nuestra federación portando la Wiphala, con un número aproximado de 300 maestros, tanto en la reunión como en la marcha se notaba la ausencia de representantes quienes tenían un estrecho apego al partido del MAS como nuestro representante a la COB, director distrital, algunos directores de Unidades Educativas.  La marcha fue bien recibida por la población mucho más al escuchar los estribillos. 

Recorrimos las calles principales de Villazón hasta llegar al puente internacional, estuvimos haciendo pública nuestra protesta en el puente internacional, volvimos a la plaza, allí nos percatamos de que no habían los medios de comunicación, hicimos la iza de la wiphala por mujeres de pollera, seguido de un silencio por los caídos en el país, posteriormente llegaron miembros de la radio FIDES para realizar una entrevista a quienes dirigían la marcha.  Seguidamente se nos comunicó que el comité tendría una reunión a las 4 de la tarde para organizarse y llamar a las demás organizaciones, sindicatos, asociaciones de la ciudad. Todos nos replegamos a nuestros hogares satisfechos y seguros que las actividades se magnificarían para el día siguiente. 

El sábado, después de haber recibido una nueva convocatoria a una asamblea, en la cual se debía definir los puntos de nuestro pronunciamiento, nos reunimos  a las 8:00. La asamblea empezó a las 9:00 se observaba una asistencia de 68%. Al empezar se hizo una balance de la marcha realizada el día anterior. Las intervenciones coincidían de que había sido un éxito,  pero el al tomar la palabra el representante de la CONMERB enfatizó diciendo de que muchos maestros no estaban de acuerdo con la marcha y que debía ser una decisión más consensuada y que posteriores acciones deben ser elegidas democráticamente y que la marcha había sido muy precipitada. 

Los miembros del comité de movilizaciones tomaron la palabra también y se mantuvieron en el discurso de pacificar y mantener la calma, dijeron también de que  quienes estaban adelante habían sido fotografiados y que incluso hubo interrogaciones a algunos compañeros sobre las direcciones de quienes organizaron esta marcha. Las intervenciones de las bases eran escuchadas pero no tomadas en cuenta. En esta asamblea se sacaron las siguientes resoluciones:

  • Respeto a la institucionalización de la dirección distrital departamental.
  • Realizar la iza de la wiphala en nuestras UE.

Estaba claro que todos estos discursos sobre la pacificación servían a defender ciertos cargos y posiciones dentro de la dirección distrital departamental, que la burocracia de la COB ha decidido proteger con acuerdos con los que hasta horas antes llamaba golpistas, pero incluso así y para entrar al mismo debate sobre la pacificación propuse la declaración de la huelga hasta que los militares se replieguen a sus cuarteles, pero no anotaron la propuesta, solo escucharon. Cuando las bases reclamaron hicieron ademanes para anotarla. 

Según mi percepción esta asamblea ya estaba direccionada a apaciguar las bases, puesto  que quienes la dirigían lanzaban el mismo discurso. Incluso uno de ellos que había expresado de manera directa y sonora su repudio al silencio sindical, acallaba a las bases diciendo que si se tomaba otras medidas de protesta, era muy posible que quemarían nuestra federación como lo están haciendo en la ciudad de La Paz con las infraestructuras construidas en las áreas dispersas  por Evo y al actuar de nuestros dirigentes. 

Expresaba todo el contrario a lo del día anterior, todo porque no querían represalias para los colegas, la esposa del director distrital, dijo que no se haga ningún reclamo más y pidió que pensáramos en nuestros hijos y familias, a la que otro miembro del comité de movilización apoyándola dijo: que consideremos la situación del director distrital, y departamental puesto que ellos habían obtenido sus lugares por un examen. Las bases estaban descontentas, quisieron tomar la palabra pero el comité de movilizaciones no les dio curso y concluyeron  la asamblea sin dar la palabra a las bases. Las bases se molestaron por un momento pero luego se marcharon.