Mexico: Replica a los comentarios de Televisa sobre La Izquierda Socialista


El rechazo masivo de los estudiantes de la Universidad Iberoamericana al candidato del PRI, Enrique Peña Nieto, se ha convertido en un ejemplo a nivel nacional y en un catalizador para que los jóvenes y trabajadores del país se manifiesten y se movilicen contra su imposición. Las protestas de los estudiantes de las universidades privadas son muy significativas pero además hemos visto a decenas de miles marchando en 17 ciudades del país contra Peña Nieto el pasado 19 de mayo.El 20 también vimos multitudinarias marchas en apoyo a Andrés Manuel López Obrador y manifestaciones en muchas ciudades del mundo.

La imagen de EPN ha sido ampliamente publicitada en los últimos años por los grandes medios de comunicación, principalmente Televisa. Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el candidato de izquierda, mostró documentos que comprobaban que cuando EPN fue gobernador del Estado de México, pagó 600 millones de pesos a Televisa solo el primer año de su administración para que le dieran publicidad. AMLO también ha señalado que un pequeño grupo es el que concentra la riqueza del país a costa de la pobreza de la mayoría, ellos son los verdaderos jefes del PRI, del PAN, del gobierno y de los grandes medios de comunicación. Es justamente la oligarquía y la gran burguesía quienes tratan de imponer en la presidencia a Enrique Peña Nieto y por eso manipulan la información.

Las manifestaciones de las universidades privadas y la polarización del ambiente social han alarmado a los potentados, un síntoma de eso es el cambio de táctica de Televisa que trata de mostrarse “más objetivo, plural y democrático”, dando cobertura incluso a las manifestaciones en su contra. Esto no es un síntoma de objetividad sino de miedo, tratan de limpiar su imagen sumamente desprestigiada, además porque saben que las protestas de los pasados días son un síntoma profundo de descontento de la población, temen acontecimientos similares a los del 2006 donde se llevó a cabo una lucha revolucionaria que puso en jaque al sistema y donde se desprestigiaron enormemente todas las instituciones del Estado burgués, el alto clero y los medios de comunicación. Intentan además que no se unifique la lucha de la Ibero con el movimiento que se desarrolla a nivel nacional contra EPN y a favor de AMLO. Televisa solo cambió de táctica para preparar una mayor manipulación informativa en el futuro y tratar de salvar la credi
bilidad del mismo proceso electoral del 2012, que esta amañado desde el origen, entre otras cosas, por la manipulación mediática.

Que se nombre a nuestra organización en los dos principales noticieros de Televisa no es una casualidad, La Izquierda Socialista no es ajena a las protestas estudiantiles, puesto que en nuestra organización participan destacados dirigentes universitarios del CLEP-CEDEP, del Movimiento de Estudiantes No Aceptados y del Morenaje, que hombro a hombro con los cuadros obreros de nuestra organización luchamos junto al resto de nuestra clase para transformar esta sociedad.

Desde nuestro punto de vista el problema de la información reside en que los principales medios de comunicación pertenecen a la gran burguesía, quienes los utilizan en la defensa de sus privilegios. Nosotros no demandamos un fin a los monopolios como se hizo en el Okupa Televisa Chapultepec, creemos que las comunidades tienen el derecho de tener sus medios de información, pero lo fundamental reside en que los grandes medios de comunicación dejen de pertenecer a un puñado de capitalistas privilegiados. Nosotros planteamos la nacionalización de los medios de comunicación y su administración democrática por parte de los trabajadores del campo y la ciudad, para que sirvan a la mayoría de la población. Esta es la verdadera democratización que necesitan los medios de comunicación, de esta forma acabaremos con la manipulación mediática.

Así como la burguesía utiliza su dominio de los medios de comunicación en su beneficio, también utiliza su posesión de los medios de producción para convertirse en la clase económica y políticamente dirigente y privilegiada. Esa es la base de la explotación y la desigualdad social que vivimos en México y el mundo. La Izquierda Socialista lucha por el socialismo, consideramos que hay que expropiar los medios de producción de la gran burguesía y ponerlos a funcionar bajo democracia obrera para evitar el peligro de la corrupción. De esta forma podemos planificar la economía y distribuir la riqueza de manera equitativa. El orador del IPN en el mitin de AMLO con los estudiantes en la Plaza de las Tres Culturas el pasado 21 de mayó se pronunció por el rescate de PEMEX y la nacionalización de las industrias que han sido estratégicas para el país, llevar a la práctica esto sería un paso adelante en el camino correcto. No se trata de expropiar al pequeño propietario, que muchas veces tiene una vida similar al de un obrero, sino a las grandes industrias y bancos que se enriquecen a costa de la explotación de millones.

Nosotros no imponemos nuestras ideas, luchamos dentro del Morena, Morenaje, los sindicatos y el movimiento estudiantil y defendemos nuestros postulados tal como cualquier otro compañero puede defender otras diferentes. Pensamos que los acontecimientos nos darán la razón y mostrarán la necesidad de aplicar un programa socialista, porque este sistema capitalista nunca podrá dar solución real y completa a los problemas de las masas.

En Egipto la juventud y los trabajadores desafiaron a la dictadura encabezada por Hosni Mubarak. En medio de una feroz lucha entre revolución y contrarrevolución tomaron la plaza Tahrir que se convirtió en el símbolo de la revolución, pero solo pudieron derrocar al régimen cuando el proletariado entró en acción como clase quien en medio de la lucha inició una huelga que se extendía rápidamente siendo el elemento determinante para la caída del régimen. La revolución Árabe se convirtió en el ejemplo a seguir, lo vimos con la toma de la plaza Syntagma en Grecia o la Puerta del Sol en Madrid en la lucha de los indignados. Pero incluso en estos casos el movimiento no se ha detenido en ocupar las plazas, tampoco en manifestaciones de masas, el movimiento obrero ha jugado un papel protagónico con huelgas generales.

Como Izquierda Socialista consideramos que los métodos que debemos usar pueden ser muy variados y también pueden incluir la ocupación de plazas o televisoras, pero no podemos hacer un fetiche de estos métodos y usarlos en cualquier ocasión ni creer que son el método fundamental de lucha. No nos parece la mejor acción en estos momentos el hacer un Okupaen Televisa de forma aislada. Si nosotros hubiéramos convocado en verdad a esa acción no hubiéramos llamado a esto, mucho menos cuando se trataba de una acción de un grupo no muy numeroso de compañeros. Por eso nosotros decidimos participar en las diversas manifestaciones y mítines de masas, como se puede ver en otra nota de Televisa, cuando en el noticiero de López Dóriga del lunes 21 de mayo se ven claramente las banderas y las mantas de La izquierda Socialista en medio de las manifestaciones de jóvenes y estudiantes a favor de AMLO.

En la revolución árabe el uso de las rede sociales fue un instrumento importante de información y convocatoria para las manifestaciones contra Mubarak, también en España y otros países han sido herramientas valiosas como lo son ahora en la lucha contra la imposición de Peña Nieto en México. Estas movilizaciones se han dado porque hay condiciones objetivas para hacerlas. Las redes sociales no pueden sustituir la acción de las masas ni sustituir su organización real.

En México las redes sociales han sido un importante canal de expresión que ha canalizado la necesidad de movilización, pero el internet sigue siendo un instrumento al que no toda la población tiene acceso. En Egipto el régimen bloqueo el Internet y eso no evitó la lucha de las masas ni la caída del régimen. Hay que seguir usando otros medios de difusión y ya que muy pocos tenemos acceso a los medios masivos de comunicación se hace necesario construir una prensa de los jóvenes y trabajadores, es por eso que publicamos nuestro periódico La Izquierda Socialista como una herramienta en la lucha contra el actual sistema capitalista.

Nosotros defendemos la necesidad de que los jóvenes y los trabajadores nos organicemos, por eso participamos dentro de las organizaciones de masas como el Morena (y su ala juvenil Morenaje), los sindicatos y en las organizaciones estudiantiles como el CLEP-CEDEP y el MENA. Creemos que solo la acción consiente de las masas puede transformar esta sociedad, en este largo camino debemos recurrir a marchas, a plantones, a asambleas, a elecciones… pero también serán necesarias huelgas, huelgas generales e incluso insurrecciones de masas. Necesitamos acabar con el actual sistema capitalista y el estado que han construido para la defensa de sus intereses, sustituyéndolo por un Estado democrático de obreros aliados con los demás sectores oprimidos y explotados de la sociedad.

En una sociedad socialista democrática, donde las principales palancas económicas sean propiedad del conjunto de la sociedad y las riquezas generadas beneficien a todos por igual, podemos desterrar de una vez por todas la manipulación mediática, el desempleo, la pobreza, la falta de educación, la violencia, el narcotráfico… y podremos vivir de forma plena, libre, aprovechando el gran potencial de la juventud y del conjunto de la sociedad.

Los jóvenes universitarios están poniendo el ejemplo y dan muestras claras de querer vivir en una sociedad mejor para ellos y las futuras generaciones, pero no bastan las buenas intenciones para transformar nuestra realidad. Es necesario dotarnos del análisis científico que solo el marxismo nos puede brindar y también que nuestras organizaciones asuman métodos revolucionarios y un programa que ligue nuestras demandas inmediatascon el objetivo principal del socialismo. Para eso es importante seguir fortaleciendo a La Izquierda Socialista dentro del movimiento estudiantil, el Morena, el Morenaje y los sindicatos.

Medios de comunicación como Televisa y TV Azteca tienen un gran poder, pero este no es ilimitado y no pueden detener la acción de los trabajadores y los jóvenes, ni tampoco parar las leyes de la historia que en México empujan a un cambio radical.

¡Únete a La Izquierda Socialista!

Source: Izquierda Unida (Mexico)