México: Los mineros en pie de lucha contra los ataques de Calderón


"¡Zacatecas, minero, y el Pueblo sin dinero!", "¡Si no hay solución, habrá revolución!"

Con estas consignas fue tomado el palacio legislativo del Estado de Zacatecas el día de ayer martes nueve de diciembre, una vez que se han reactivado los ataques contra el Sindicato Minero por parte del gobierno de Calderón.

En apenas un plazo de dos semanas fueron "congeladas" las cuentas del Sindicato Minero, apresados dos dirigentes nacionales del Sindicato; Carlos Pavón y Juan Linares Montufar y declarada  la inexistencia de la huelga en Cananea por la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje. Los miembros del sindicato minero han respondido de forma inmediata con paros a nivel nacional, movilizaciones conjuntas con miembros de la CNTE, SME, UNT, ex braceros, organizaciones campesinas, etc.

Las movilizaciones han estado impregnadas de una fuerte determinación por llevar la lucha en defensa de su sindicato hasta  sus últimas consecuencias, al menos éste es el ambiente entre la base del sindicato, la cual no sólo tomó el día de ayer el palacio legislativo en Zacatecas si no que además se enfrentó airosamente contra la policía que resguardaba la Secretaría de Gobernación en el Distrito Federal, así mismo una marcha de más de mil sindicalizados salió a las calles del municipio de Cananea a manifestarse contra la resolución adversa a la huelga y en Lázaro Cárdenas (Michoacán) se tomó el puerto días antes para repeler los ataques del gobierno.

En todos los casos el ambiente clasista y combativo era evidente, un ejemplo de ellos fue la movilización a la Secretaría de Gobernación, cuya calle de acceso estaba bloqueada por una impresionante barrera de metal. No obstante los trabajadores mineros la hicieron pedazos como si estuviera hecha de mantequilla y no avanzaron más porque ello hubiese significado un enfrentamiento total con los miles de policías que miraban con cierto espanto cómo sus barreras eran destrozadas. Ello sólo fue una demostración de fuerza, pero en sí mismo muestra el inmenso potencial de lucha de una organización que conforme pasa el tiempo se radicaliza más y más.

La respuesta de los trabajadores también es producto de los despidos que ya se han anunciado y se aplicarán desde inicios de año, incluso las empresas más dominantes a nivel mundial como Arcerol Mitttal  ya han anunciado miles de despidos, y ante estos ataques la dirección del Sindicato no ha planteado un programa de acción que evite esta catástrofe para los trabajadores. Es por ello que la respuesta de la base del sindicato ha sido tan decidida, los trabajadores no están dispuestos a pagar la crisis de los capitalistas y es muy probable que se vuelvan a desarrollar en los próximos meses, o incluso semanas, luchas tan profundas como las de Oaxaca y Lázaro Cárdenas en el 2006.

En este contexto de profunda  crisis económica la posibilidad de resolver el conflicto por medio de una negociación está totalmente descartada, Calderón y la burguesía no pueden ir contra sus intereses y evitar que la crisis mundial se traduzca en desempleo. Por ello los llamados de Gómez Urrutia para que Calderón atienda "personalmente este problema, y no crea las mentiras que le llevan a su escritorio", son totalmente inoportunas. Los únicos que pueden hacer que las cosas mejoren para los trabajadores no son los administradores de la burguesía (Calderón) si no los mismos trabajadores, si ya en el pasado estos intentos de "negociar" y "pactar acuerdos" han conducido al fracaso. Ahora más que nunca este camino sólo invita a la agresión contra los trabajadores.

Si los ataques que ha sufrido el Sindicato en estos últimos días y la perspectiva de desempleo masivo y cierre de plantas y minas (que ya ha empezado con el cierre del alto horno en Coahuila) no justifican una respuesta contundente de parte de la dirección ¿Cuándo se dará esta respuesta?

Los trabajadores no podemos estar esperando indefinidamente a que la dirección actúe consecuentemente, si bien ellos han encabezado las luchas pasadas es justo ahora cuando deben de demostrar que su papel es defender los intereses de los trabajadores, en caso contrario los trabajadores de base debemos de organizarnos para conformar una corriente de izquierda, democrática que impulse desde la base la discusión y acción de planes para presionar a la dirección a que adopte medidas acordes con la magnitud de los ataques que enfrentaremos, caso contrario que los dirigentes no se pongan a la altura de las circunstancias debemos de promover que sea de entre la base de donde surja una nueva dirección controlada democráticamente que lleve adelante un programa para evitar la ruina de los trabajadores ante la crisis:

Alto a los despidos; Que el trabajo se reparta equitativamente entre todos los trabajadores, disminuyendo la jornada laboral sin recorte de salarios. Durante décadas los burgueses se han llenado los bolsillos con nuestro trabajo, ellos tienen el capital suficiente para llevar adelante esta reivindicación, tienen cuentas billonarias en el banco que estarán ociosas mientras las carencias llegan a nuestros hogares.

Por la nacionalización sin indemnización de empresas y minas, bajo control obrero; El Estado rescata a los banqueros con nuestros impuestos sin que ellos aporten nada a los trabajadores, por ello debemos exigir que sean nacionalizadas y puestas bajo control democrático de los trabajadores las plantas de producción, minas, etc. Sin indemnización para los capitalistas. Si los capitalistas no pueden administrar las empresas, los trabajadores las tomaremos para satisfacer las necesidades de la sociedad, creando vivienda y dotando de los servicios que necesitan los trabajadores.

AMLO debe de llamar conjuntamente con los dirigentes sindicales a derrocar el gobierno espurio de Calderón; Mientras los burgueses sigan controlando el Estado, todos sus recursos, leyes, etc. Estarán al servicio de sus intereses, por ello los trabajadores debemos de insistir en que AMLO tiene la responsabilidad de llamar a un lucha unificada  por la caída de Calderón y su sustitución por un gobierno que represente los intereses del conjunto de la clase trabajadora, involucrándola en las decisiones fundamentales así como en la administración del Estado.

A democratizar los sindicatos;  Los sindicatos fueron creados por y para defender los derechos de los trabajadores, sin embargo muchos de sus dirigentes fueron captados por los burgueses para evitar que los intereses de la base sean legítimamente defendidos. Por ello una necesidad urgente es la de recuperar la dirección de los sindicatos para que los trabajadores podamos utilizar en todo su potencial la herramienta de lucha que hemos creado, el sindicato.

Únete a Militante para defender este programa contra la crisis;  La Tendencia Marxista Militante es una organización de trabajadores, que luchamos a lo interno de los sindicatos, el PRD y las organizaciones juveniles de izquierda para llevar adelante este programa, que representa la única alternativa que tenemos millones de trabajadores para no ser presas de la crisis de los capitalistas. Compañero trabajador: sindicalista o contratista, te invitamos a participar en Militante y luchar por los derechos de la clase trabajadora, el caos que han creado los capitalistas no es nuestra responsabilidad y no estamos dispuestos a pagarla, para ello necesitamos una organización consecuente y te invitamos a formarla.

La lucha de los mineros es ya la más importante movilización obrera de principios de siglo, pero así como hace 100 años-con los mineros de Cananea-, esto sólo es el principio, pero es un gran principio.