¡Nacionalizar la Hilandería Santa Mónica!


Una empresa productiva

Como dijo Severo Gutiérrez, trabajador entrevistado; “Trabajé 10 años. Lo triste es que no ha habido una buena administración. El hilo que se fabricaba era de calidad y se vendía al exterior. ¿Cómo es posible de que la industria cierre así de repente y a los trabajadores se nos retire sin darnos explicaciones y negándonos nuestros beneficios? Yo gano 1.850 bolivianos, tengo un hijo y otro en camino. Cualquier despido sin plata es doloroso, vamos a luchar”.

 Intervención del gobierno

Ante la toma de la empresa por parte de  los trabajadores y la petición de los mismos que intervenga el gobierno, el ministerio de trabajo intervino. En las reuniones con todas las partes el ministerio evalúa un proyecto salvavidas de la cual se baraja tres opciones: “la dotación de materia prima (algodón) por un valor de $us 2,5 millones, inyectarle recursos directos con financiamiento estatal o la última opción que se baraja es la compra”. El gobierno no debe inyectar “salvavidas” con la finalidad de proteger a los empresarios explotadores que despiden a los obreros negándoles sus beneficios sociales. El gobierno está actuando en contradicción con propio Nuevo Código de Trabajo en el cual indica: Artículo 111º. – En el caso de cierre, quiebra,  abandono, concurso o liquidación de empresas, el Estado Plurinacional de Bolivia apoyará a las trabajadoras y a los trabajadores para la reactivación y organización de las mismasLas empresas reactivadas serán administradas por las trabajadoras y los trabajadores.

 Una solución revolucionaria para los trabajadores

Lo que está haciendo el gobierno es lo contrario de lo que dice este articulo 111. Una respuesta inmediata a los problemas de los trabajadores seria un  Decreto Supremo con un artículo único, el 111 del nuevo código de trabajo, que permita la nacionalización bajo control obrero de esta hilandería.

 Control obrero

Nosotros sabemos que la fuente de los males esta en el patrón, es el que nos baja el salario, el que nos obliga a echar horas extras, el que nos explota y el que nos despide. Para defendernos necesitamos de la máxima unión entre todos los compañeros trabajadores. Todo proceso productivo necesita, para funcionar, la implicación de todos los obreros de la empresa. Cada uno de ellos es un eslabón necesario en el proceso productivo. Sabemos “quien manda aquí”. Si el patrón no es capaz de administrar la empresa debemos tomar el control nosotros mismos. Así podemos acceder a sus “secretos empresariales” y aclarar cuáles son sus ganancias.

 Empresas socialistas

La COB y la COD de Santa Cruz deben desempeñar un papel  fundamental. No podemos esperar que un funcionario burocrático del ministerio de trabajo nos  ayude. La COB debe llevar adelante una campaña que garantice la creación de empresas socialistas, donde;

  • La propiedad debe ser 100 % estatal, bajo control de los obreros
  • Los obreros elegirán un Consejo de Fabrica, que administra la empresa
  • La producción se planifica para satisfacer las necesidades de la sociedad, no para dar beneficios económicos a un pequeño puñado de parásitos que gozan, se enriquecen y ríen a costa del sufrimiento de nuestras familias.