eco.jpg

Primera victoria de los trabajadores de BELEN fortalece el sindicalismo en Santa Cruz


Las huelga de los 1800 trabajadores de Industrias BELEN en Santa Cruz de la Sierra forzó la resistencia patronal obligando la empresa a negociar las reivindicaciones obreras. Se trata de una señal clara para todo el movimiento fabril de Santa Cruz, la ciudad con la más alta concentración proletaria del país. La unidad y la lucha de los trabajadores es el único camino certero para la afirmación de sus derechos laborales.

Los trabajadores han exigido y obtenido la presencia de representantes de su Comité de Huelga a la mesa de negociaciones con la patronal que quería escogerse sus propios interlocutores y poner de pié un sindicato amarillo filo-patronal. Ningún convenio ha sido firmado todavía, aunque la empresa se ha comprometido a reincorporar a los trabajadores injustamente y arbitrariamente despedidos a partir del próximo lunes 6 de junio y cumplir en un plazo de 150 días las obligaciones del Laudo Arbitral ganado por los trabajadores. Durante este tiempo una comisión conformada por representante de la empresa y delegados de trabajadores elegidos en cada sección, a la cabeza del Comité de Huelga, estudiará los términos concretos para efectivizar la categorización de fuentes de empleos exigida por los trabajadores. En caso que el lunes la empresa no cumpla con su compromiso verbal, los trabajadores han ya anunciado que convocarían a un paro de 72 horas y luego a la huelga general indefinida.

Evidentemente los trabajadores ya han ganado una segunda batalla pero aun no han ganado la guerra. Existe todavía el peligro que la gerencia de la empresa se demuestre nuevamente inobservante frente a sus compromisos o intente, una vez apaciguado el ambiente de huelga, de provocar divisiones entre los trabajadores de las diferentes secciones. La asamblea y la participación democrática de cada trabajador en cada decisión que asuma el Comité de Huelga son herramientas indispensables para rechazar al remitente estas posibles ofensivas patronales, cuidando la unidad de los trabajadores y su firmeza demostrada en la huelga.

Como ya tuvimos ocasión de afirmar el joven proletariado cruceño vive hace años bajo una presión redoblada. Las características propias del capitalismo boliviano, basado en escasas inversiones y mano de obra barata, determinan una condición de intensa explotación incluso al margen de las leyes. La situación política del país y las expectativas de cambios que inevitablemente han comenzado a animar también al proletariado cruceño lo han puesto en la primera trinchera de una lucha contra una reaccionaria burguesía nacional quien chantajeando y sirviéndose de dirigentes vendidos ha exacerbado la sujeción y el sometimiento de los trabajadores, utilizándolos en diferentes ocasiones como masa de maniobra contra el gobierno. La lucha de los trabajadores de BELEN puede y debe ser la señal de una contraofensiva sindical para todo el movimiento fabril cruceño.

Por esta razón la COB y la COD de Santa Cruz deben invertir todo su peso político en apoyo a la lucha de los trabajadores de BELEN. El hoy nombrado nuevo Ministro del Trabajo, Daniel Santalla Torres, y en general el gobierno que declara después de los recientes conflictos de querer recuperar y reencausar las relaciones con la clase trabajadora deben intervenir en lucha como la de los trabajadores de BELEN sin ninguna equidistancia entre las partes, inclinándose más bien decididamente y sin vacilaciones a lado de los trabajadores y vinculando su lucha a la lucha por el socialismo. El proletariado cruceño necesita solo victorias como esta para comprender su verdadera fuerza y convertirse en protagonista absoluto de la lucha por la transformación del país.

Reiteramos nuestra invitación a cada sindicato de base, organización juvenil, de trabajadores y campesinos, a hacer llegar a los trabajadores y quien corresponda la más activa solidaridad. Los trabajadores de BELEN no están solo, todos los sinceros revolucionarios, los trabajadores, los campesinos y jóvenes de Bolivia están a su lado.