Sucre: ¡Vota MAS!


Opuestos al MAS hay los partidos de las logias de poder empresarial sucrense, vinculados a la oligarquía cruceña. Samuel Doria Medina, que a través de la Alcaldía busca recuperar a FANCESA, empresa que él como ministro privatizó a su mismo favor, habría personalmente viajado a Sucre para sellar una alianza con la agrupación Líder. Lo mismo hizo la Gobernación de Santa Cruz.

El candidato del Movimiento 25 de Mayo, Poppe, es un dirigente de la Falange Socialista de Bolivia, partido que que se proclama “anticapitalista” y “nacionalista” y sin embargo participó al golpe de Banzer recibiendo plata de la embajada de EEUU, y desde su fundación ambiciona a incentivar el capital industrial, la inversión privada y eliminar la lucha de clase, eliminando cualquier conquista de los trabajadores, como hicieron sus pares fascistas europeos.

Arciénaga no es el candidato elegido por los movimientos sociales. Es un invitado, que se reivindica al mismo Comité Interinstitucional de Barrón y como este último fue rector. Su nombramiento responde a la solita estrategia de “conquistar a la clase media” con invitados y moderación. Es un error que hace llegar el partido dividido a la elección y sobre todo lo aleja de su base social, trabajadores y campesinos, confundiendo a la misma clase media.

Peor error sería ahora no votar o apoyar a Arciénaga por “castigo” y resentimiento a las decisiones asumidas a nivel nacional. Los militantes revolucionarios debemos luchar por un partido diferente, democrático y basado en un programa socialista. Al mismo tiempo hacer evidente el peso del voto popular, de trabajadores y campesinos, a Arciénaga para que este, una vez Alcalde, responda a nuestra base y no a las logias de poder sucrense.