¡Viva la huelga de los trabajadores de BELEN!


Los trabajadores de la industria BELEN exigen el cumplimiento de un Laudo Arbitral que obliga a la propiedad de la empresa a reconocerle sus derechos, como la categorización en sus fuentes de empleo, y una serie de beneficios (bonos) que corresponden a los obreros en base a la normativa vigente. Frente a la inobservancia y las maniobras de la patronal, el Sindicato de la empresa convocó el pasado miércoles 25 de mayo a un paro de 24 horas, masivamente participado por los trabajadores.

La respuesta de la patronal ha sido el despido de 15 trabajadores, maniobras para dividir el frente sindical conformando un sindicato amarillo dirigido por la Gerencia de la Empresa, e incluso denuncias penales que han llevado al arresto de un dirigente sindical y dos trabajadores de base. Como se lee en sus comunicados de prensa y en el llamado a la asamblea, esto no ha asustado a los trabajadores que convocan a un nuevo paro de 48 horas y además se preparan a masificar la huelga con la participación de sus familias.

El joven y recién formado proletariado fabril cruceño, el más grande y concentrado de Bolivia, ha estado en los últimos años al frente de la lucha contra una violenta arremetida patronal para hacer inútiles cualquier reforma o conquista laboral y utilizar al movimiento fabril, a través de dirigentes vendidos, como masa de maniobra contra el gobierno. Los obreros de ingenios y zafras son los que pagan en primera persona el saboteo productivo de la patronal cruceña, en muchas empresas del Parque Industrial es prohibido organizarse sindicalmente, en otras – como Hilandería Santa Mónica – las maniobras de la patronal logran deshacerse del sindicato, con la complicidad de funcionarios públicos.  

Sin embargo a partir de sindicatos más y mejor organizados como el de BELEN los trabajadores están reaccionando. La lucha de los 1800 trabajadores de la industria BELEN debe concentrar todas las atenciones de la militancia sindical, de la COB y de cualquier activista revolucionario, porque del resultado de luchas como esta se puede plantear la contraofensiva de toda la clase obrera y el fortalecimiento de todo el movimiento sindical en una ciudad clave como Santa Cruz de la Sierra.

La solidaridad a los trabajadores de BELEN debe ser activa, su lucha es la lucha de todo el movimiento obrero y fabril de Santa Cruz y nacional

  • ¡Ningún despido, ningún arresto! Reincorporación inmediata de todos los trabajadores despedidos, libertad sin cargos para los trabajadores que fueron arrestados;
  • La Federación de Fabriles y la COD de Santa Cruz deben convocar a marchas y huelgas generales en apoyo de la lucha de los trabajadores de BELEN. La unidad de todos los trabajadores es su única arma contra una arremetida patronal que hoy quiere doblegar al sindicato de BELEN, mañana lo hará en todas las demás empresas;
  • La COB debe expresar su solidaridad activando todo mecanismo legal y de negociación con el gobierno para exigir el cumplimiento del Laudo Arbitral y sanciones a la empresa;
  • Aprobar resoluciones en apoyo a la huelga de los trabajadores de BELEN en cada sindicato, minero, fabril, magisterio etc., en todo el país;
  • Los militantes del MAS y Juventudes de Santa Cruz deben proponer resoluciones en apoyo a la huelga en cada distrito y organización, proponiendo delegaciones que vayan a apoyar y fortalecer la lucha de los trabajadores de BELEN;
  • Frente a la inobservancia y la arremetida de la empresa, debe nacionalizarse bajo el control de los trabajadores;
  • Llamamos todo activista sindical y revolucionario en Bolivia y a nivel internacional a enviar mensajes de protesta al Ministerio de Trabajo y a la Jefatura Departamental del Trabajo en Santa Cruz, exigiendo sanciones a la empresa y el cumplimiento del Laudo Arbitral ganado por los trabajadores (formulario de contacto del Ministerio de Trabajo a esta dirección http://www.mintrabajo.gob.bo/Contactos.asp, tel/fax (00591) 22408606, Jefatura Departamental de Santa Cruz fax: (3) 3343199).

¡VIVA LA LUCHA DE LOS TRABAJADORES DE BELEN!

¡VIVA LA UNIDAD SINDICAL DEL MOVIMIENTO OBRERO!