Wikileaks y las FFAA “socialistas”


Espías en las FFAA

Y sin embargo la historia no se borra con un discursito, ni la de un siglo de dictaduras ni la más reciente. Sobre esta última un par de informes de la Embajada de EEUU en La Paz revelan mucho sobre la situación real en las FFAA. En uno de estos, fechado 14/12/2007 (publicado por El País en esta página), se anticipa todo lo que ocurrió meses después, durante el intento de golpe en la Media Luna. En primer lugar este informe se basa sobre conversaciones con numerosos contactos que la Embajadas de EEUU mantiene en las FFAA, oficiales y “varios comandantes” quienes se consideran “sostenedores de las relaciones militares entre EEUU y Bolivia” y “continúan entusiásticamente a cooperar con EEUU. Espías que siguen en la jerarquía militar.

El intento de golpe de 2008

El ex embajador Goldberg, autor del informe, estaba evidentemente tanteando a las FFFAA en previsión de un enfrentamiento como el que se dio en septiembre de 2008. El gobierno debió ser informado de los movimientos de la embajada e hizo bien en expulsar a Goldberg, ahí están las pruebas de sus intromisiones. En el informe se evalúa cual sería la reacción de las FFAA a un enfrentamiento entre el gobierno y la oposición. Los comandantes militares afirman que aun si el Presidente le ordenase de intervenir ellos “están preparados a acuartelar sus tropas” que fue exactamente lo que hicieron. Otros comandantes afirman que desobedecerían a una orden escrita del Presidente. En la parte final el informe habla también de un par de altos mandos militares que verían “con simpatía la hipótesis de un golpe”, sin embargo ellos mismos son vistos como “oportunistas” por otros comandantes.

Por esta razón la oposición – consultada por el embajador – dice que no le tiene miedo al ejército ni a las 70 compañías militares que el gobierno movió hacia Santa Cruz. La oposición afirma de temer más a la policía – posiblemente por su papel en el febrero de 2003 – y a “milicias irregulares extranjeras” conformadas por cubanos y venezolanos. Sin embargo no fueron ni la policía ni estas “milicias” quienes derrotaron el intento de golpe sino una impresionante movilización popular desde El Alto hasta el Plan 3000.

¿Las FFAA son socialistas?

En el informe se dice también que Evo – a diferencia de Chávez – no tiene relaciones con las FFAA y por esto debe apoyarse en ex militares, neoliberales, como Quintana y San Miguel. El hecho que ninguno de ellos haya sido ratificado en sus respectivos ministerios hace suponer que desde el gobierno se consideren ahora más fiables a las FFAA. Pero ¿Cuánto puede ser fiable el más descarado oportunismo? El supuesto socialismo de las FFAA es muy conveniente ya que los oficiales militares son los mejores pagados de Bolivia, además de bonos, alimentación y viviendas garantizadas. Ellos se jubilarán con un 100% del último salario, mientras un fabril o un minero a penas alcanzarían el 60, 66%.

En el informe se dice que el gobierno contaría con la lealtad de “pocos altos oficiales” comprados con plata venezolana lo cual provoca resentimientos entre oficiales intermedios, por celo y porque ven de reojo la intromisión de venezolanos en asuntos de las FFAA bolivianas. El cambio continuo de los altos mandos militares decretado por el Presidente es también porque estos al inclinarse hacia el gobierno pierden legitimación frente a sus propios subordinados.

Democratizar las FFAA

Quien escribe ha hecho cuartel en La Paz en Octubre de 2003  y recuerda como nos mandaban a enfrentar al pueblo movilizado en El Alto y quien no quería era hospitalizado, sancionado y hasta hubo bajas. Desde el punto de vista político entendemos muy bien la necesidad de tener una política hacia las FFAA por su historia pro imperialista y golpista. Pero beneficiando a los mando militares se alimentan solo privilegios y resentimientos en las filas de las FFAA que de ninguna manera se convierten en socialistas.

Una política revolucionaria hacia las FFAA no puede apoyarse en el prebendalismo de sus mandos militares que genera resentimiento entre las víctimas de dictaduras y el pueblo trabajador que con su lucha acabó con el neoliberalismo. Los conscriptos y los militares de bajo rango son la expresión de este pueblo, los oficiales son en cambio la expresión de los ricos que tienen plata para el Colegio Militar. Las FFAA deben democratizarse antes de ser declaradas socialistas, luchando por

  • Reforma de la Ley General de Fuerzas Armadas incluyendo el derecho de oficiales y soldados a rehusarse a acatar órdenes que atenten en contra de la voluntad democrática del pueblo;
  • Derechos políticos para los soldados como el derecho de Asamblea, sindicato, asociación, prensa;
  • Permisos inmediatos para los soldados que lo necesiten, domingos libres;
  • Reducción salarial para los altos oficiales que ahora son los mejores pagados de Bolivia y reajuste salarial para la tropa y los oficiales de rango inferior;
  • Posibilidad de impugnar las sanciones antes de que estas sean cumplidas;
  • Que los oficiales sean elegidos y revocables mediante asambleas.